(CNN) - Hay una nueva Miss Universo en Puerto Rico luego de que a la actual reina de belleza fuera despojada de la corona.

Ella no era buena para la posición, según Desiree Lowry, organizadora de la franquicia de Miss Universo en Puerto Rico.

Hubo varios incidentes durante el reinado de cuatro meses de Kristhielee Caride, pero el golpe final fue por lo que le dijo a los medios de comunicación nacionales.

"Cuando la escuché decir ‘no me gustan las cámaras’ pensé en que había un problema", dijo Lowry en una rueda de prensa este jueves. "Miss Puerto Rico es una figura pública y parte de su trabajo es estar frente a las cámaras. En conferencias de prensa, y en distintas situaciones cuando hay un evento oficial siempre se sabe que es muy posible que haya prensa”.

Según explicó Lowry, la joven dijo haber tenido problemas personales. Luego de una reunión, los directores le pidieron que se disculpara. La reina de belleza se negó a asistir a una actividad importante auspiciada por el certamen de Miss Universe.

Caride, la ahora exreina, dijo que aprenderá de sus errores pero dijo no estar de acuerdo con la decisión.

"Con dignidad acepto el entregar mi cinta como embajadora de nuestra isla por dictamen de la organización y su directora Desiree Lowry, sin estar de acuerdo con la decisión", escribió escribió ella en su página de Facebook.

“Es de humanos errar, también es de valientes reconocer los errores y quiero seguir siendo ejemplo de una mujer real, con propósito que se mantiene con la frente en alto ante todas las adversidades que a pasado en la vida”, agregó. “Siempre llevaré el recuerdo de aquella noche del 12 de noviembre donde gane el título y todas las experiencias y hermosos recuerdos que me llevo por haber sido Miss Universe Puerto Rico 2016”.

La organización nombró a Brenda Jimenez —primera finalista del concurso— como la nueva Miss Puerto Rico que ostentará el título por el resto del año.

“No he procesado todavía bien la información”, dijo la nueva reina de belleza. “Es un sueño hecho realidad y estoy dispuesta a representar a Puerto Rico, dar lo mejor de mí, y traer esa sexta corona”.

Jiménez, de 20 años, adelanta estudios en psicología y biología. Le gusta el deporte, montar a caballo y estar con sus seres queridos, según un perfil publicado en la página del concurso.

Con esta despedida Kristhielee se convierte en la segunda reina en ser despojada de su corona en Puerto Rico.

En 1994 Brenda Robles fue la primera reina en ser destituida. En esa ocasión Robles estaba embarazada pero alcanzó a concursar en el concurso internacional de Miss Universo, celebrado en Manila, Filipinas.