Salah Abdeslam, el presunto terrorista involucrado en la masacre de París. (Ministerio del Interior de Bélgica).

(CNN) – Un día después de haber sido capturado en un intenso tiroteo con las autoridades belgas, Salah Abdeslam ha sido acusado de participación en un asesinato terrorista, por los terribles ataques del pasado otoño en París, que dejaron 130 personas muertas.

Abdeslam también fue acusado de tomar parte en las actividades de una organización terrorista, según un comunicado de la oficina del fiscal federal de Bélgica.

La oficina no especifica a qué grupo terrorista estaría afiliado, aunque ISIS reivindicó la autoría de la masacre en París.

Monir Ahmed Alaaj, también conocido como Amine Choukri – el otro hombre herido en el operativo del viernes en las afueras del barrio de Molenbeek, en Bruselas – se enfrenta a los mismos cargos.

De los otros tres detenidos en la operación, uno se enfrenta a cargos de participar en actividades de un grupo terrorista y ocultar a criminales; el segundo, por ocultar criminales, mientras que el tercer detenido fue dejado en libertad sin cargos.

Tanto Abdeslam como Alaaj fueron dados de alta del hospital a donde se les atendió por las heridas que les dejó el enfrentamiento con la policía, informó en Twitter el alcalde de Bruselas, Yvan Mayeur.

No se sabe lo que va a pasar con Alaaj, pero en el caso de Abdeslam la justicia francesa quiere procesarlo por los atentados del 13 de noviembre.

Funcionarios franceses elogiaron la acción policial que llevó a la captura de Abdeslam.

El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, dijo que fue "un importante golpe a la organización terrorista Daesh en Europa", utilizando otra de las denominaciones para el grupo terrorista ISIS.

"Este no es el final de la lucha que estamos llevando sin descanso contra el terrorismo", dijo Cazeneuve. "Tenemos que mantener nuestra vigilancia y estar por delante de la amenaza".

El sospechoso se opone a la extradición a Francia

Tres familiares que ayudaron a ocultar Abdeslam fueron detenidos, según Van der Sypt, de la oficina del fiscal federal belga.

El presidente de Francia, Francois Hollande, dijo que los fiscales de París buscarán la extradición de Abdeslam – un ciudadano francés nacido en Bélgica – para que sea juzgado en el país.

"Sé que las autoridades belgas van a responder de forma rápida y favorablemente a nuestra solicitud de extradición", dijo Hollande.

El primer ministro belga, Charles Michel, señaló el sábado que esa es su intención.

Dijo a los reporteros que las autoridades de su país harán todo lo posible para organizar la extradición de Abdeslam "tan pronto como sea posible."

El sospechoso de 26 años de edad, no quiere abandonar Bélgica.

Su abogado, Sven Mary, dijo a los reporteros que Abdeslam se opondrá a la extradición a Francia, pero está cooperando con las autoridades belgas, agregando que será interrogado por segunda vez este mismo sábado.