(CNN) - Los humanos no son los únicos que pueden tener historias de éxito en cuanto a perder peso.

Hace ocho meses, Vincent, un perro salchicha de 7 años de edad, pesaba 17 kilos, el doble del peso saludable para un perro de su raza. Tenía problemas de salud y estaba deprimido. Acababa de ser entregado a un refugio de animales en Houston tras la muerte de su propietario.

Apenas podía caminar, tenía el colesterol alto y la espalda caída por el peso.

Fue entonces cuando el grupo K-9 Angels Rescue, un grupo de rescate de animales en Houston, ayudó a Vincent en su camino hacia la recuperación.

El caso de Vincent es extremo, aunque la obesidad afecta a una gran cantidad de animales domésticos. Según una estimación de 2014, el 52,7% de los perros estadounidenses tenían sobrepeso u obesidad.

El peso ideal para Vincent fue calculado en 7,2 kilos, por lo que tuvo un largo camino por recorrer para llegar a ese objetivo.

Pero con la ayuda de su cuidadora, Melissa Anderson, y su veterinaria, fue capaz de alimentarse bien y perder peso.

Incluso consiguió un patrocinador en su camino en el fitness. Sharon Anderson vende Royal Canin, una marca de comida para perros, en su clínica. Cuando llamó a su representante de ventas y les contó la historia de Vincent, estuvieron de acuerdo en ayudarlo en su misión de bajar de peso.

Tratando de encontrar maneras de ayudarlo a hacer ejercicio, Melissa Anderson utilizó la piscina para llevar a cabo un régimen de ejercicios aeróbicos acuáticos.

Cuando el peso comenzó a bajar, su capacidad de dar paseos más largos aumentó. Hoy en día, camina alrededor de una hora entre cinco y seis veces a la semana.

"Ama sus paseos", dijo Melissa Anderson. "Espera junto a la puerta después del desayuno cada mañana".

Además de perder peso, también bajó el índice de colesterol de 286 a 166. La medida saludable se sitúa entre 125 y 270, de acuerdo con su veterinaria, Sharon Anderson.

Su actitud también ha cambiado. "Es más dulce, más divertido, más feliz ahora", dijo Melissa.

Hace ocho meses Vincent pesaba 17 kilos, hoy pesa unos 7,7. Desde su historia fue publicada en septiembre, Vincent se ha convertido en una celebridad en el mundo de las mascotas, e incluso apareció en la revista People.

Pero el desafío aún no ha terminado. Todavía le queda medio kilo para llegar a su peso ideal. Una vez que lo logre, estará listo para su adopción.