(CNN) - El Senado de Nigeria exigió actualizaciones por parte de los organismos de seguridad de la nación en relación a los intentos por rescatar a las chicas que fueron secuestradas de Chibok hace dos años.

Los legisladores votaron por unanimidad el viernes para que los líderes de las agencias de seguridad informen al Senado sobre los esfuerzos realizados hasta la fecha.

La medida tiene lugar después de que Nima Elbagir, Stephanie Busari y Sebastian Knoops de CNN informaran sobre un video de prueba de vida que muestra a 15 de las chicas.

"Ahora que se cuenta con el video y otras cosas, necesitamos que los agentes de seguridad nos informen sobre lo que han podido lograr", le dijo el senador Shehu Sani a CNN por teléfono el viernes.

"Esperamos que los jefes de seguridad hablen con el senado a principios de la próxima semana", dijo.

Sani fue el primero en comentar sobre la prueba del video, refiriéndose al mismo como algo creíble durante una entrevista en Amanpour de CNN.

Los senadores también prometieron reconstruir la escuela de Chibok, la cual aún se encuentra deteriorada.

La secuencia de imágenes quebrantó corazones en todo el mundo, destacando el sufrimiento de las madres de Chibok... y la difícil situación que enfrentan sus hijas.

Las imágenes de una acongojada Rifkatu Ayuba que reconoció a su hija, Saratu, en el video producido por sus captores —y obtenido en exclusiva por CNN— provocó una renovada indignación por los secuestros que tuvieron lugar en el 2014.

Desde manifestantes que marchan en ciudades de Nigeria hasta usuarios de las redes sociales en países lejanos que levantan sus voces, la historia provocó nuevas oleadas de enojo y frustración por la atrocidad, así como la respuesta oficial.

¿Cómo es posible que dos años después de que Boko Haram secuestrara a 276 chicas de su dormitorio de la escuela, Nigeria y la comunidad mundial —la cual había expresado su determinación hacia la campaña #bringbackourgirls (Devuélvannos a nuestras hijas)— no habían podido rescatar a las 219 que aún siguen desaparecidas?

¿Y por qué el gobierno de Nigeria —el cual según se cree tenía en su poder el video desde enero— no había informado a las familias de las chicas que tenían la grabación, la primera luz de esperanza de que sus hijas aún estaban vivas?

Se cree que el video, obtenido por CNN y en el que aparecen 15 chicas con túnicas que se identifican a sí mismas, fue producido en diciembre durante las negociaciones entre el gobierno y los partidos que dicen representar a Boko Haram.

Grabado en el día de Navidad, este fue publicado por alguien que deseaba darles esperanza a los padres de las chicas de que sus hijas aún estaban vivas y para impulsar al gobierno para ayudar a asegurar su liberación.

Dos de las tres mujeres para quien CNN reprodujo el video reconocieron a sus hijas; una tercera estaba consternada porque no aparecía su hija.

Una compañera de clase de las chicas secuestradas también identificó a varias de las adolescentes en el video.