(Crédito: AAMIR QURESHI/AFP/Getty Images/Archivo)

(CNN) - Cuando los estadounidenses experimentan problemas de salud, no solo recurren a doctores y medicinas. Un nuevo estudio encontró que la mayoría de los estadounidenses rezan buscando curarse ellos mismos o a otros.

El estudio encontró que alrededor de 9 de cada 10 estadounidenses han recurrido a la oración en algún punto de sus vidas, y la mayoría de ellos lo hacen por la salud de otros o por el bienestar propio.

"Fue muy sorprendente", dijo el autor del estudio, Jeff Levin, profesor de epidemiología y salud de la población de la Universidad Baylor. "Estaba esperando que alguna proporción de la población estuviera involucrada en esto, pero nunca esperaba que el número fuese tan alto".

El estudio sugiere que la oración puede ser uno de las formas más usadas de tratamiento médico entre los estadounidenses, en vez de una "actividad reducida", dijo Levin. Sin embargo, el estudio encontró que la mayoría de los que rezan también lo hacen en conjunto con el cuidado médico regular.

"Dejando al lado la creencia en Dios, la oración de sanación podría ser la práctica religiosa más ubicua que hay", dijo Levin. "Esta podría ser una de las formas más prevalentes de cuidado médico primario, y no lo digo a la ligera".

Levin encontró que casi el 80% de los estadounidenses han orado por su propia salud, y al menos un tercio de ellos dicen hacerlo a menudo. Casi el 90% han orado por la salud de los demás, y más de la mitad de ellos dicen hacer a menudo.

"Los números son considerablemente más altos de lo que habría imaginado, y eso es fascinante para mi", dijo. "Hay un sustrato escondido de espiritualidad en este país, y al hacer estas preguntas, devela algo que siempre ha estado burbujeando bajo la superficie. Esta no es una expresión marginal o menor. Es bastante ubicua".

Más de la mitad de las personas han participado en grupos de oración buscando ayudarse a si mismos o a otros en sus problemas médicos, según el estudio.

Pero Levin dijo que no le sorprendió que más de un cuarto de los estadounidenses practicaran el poner sus manos sobre otra persona para darles "bendición espiritual".

Lo que el estudio no examinó es si en realidad el rezar puede ayudar a la gente a sanar.

"No destinamos tiempo para obtener la información más fundamental sobre esto, como quién hace esto y qué tanto lo hace", dice Levin. "Los resultados son interesantes, pero todavía hay más por aprender".

Levin dijo que se necesitan investigaciones adicionales para analizar resultados en particular, diagnósticos y grupos religiosos.

La encuesta, realizada por Gallup, fue hecha a 1.714 estadounidenses entrevistados de forma aleatoria por teléfono y tiene un margen de error de más o menos 4%.