Pruebas de sangre, imágenes de resonancia magnética y tomografías computarizadas revelaron tumores en varias partes del cuerpo de Vinny.

(CNN) - Un niño que dejó crecer su cabello para sobrevivientes de cáncer ahora tiene su propia lucha contra esa enfermedad.

Los familiares de Vinny Desautels en un principio creyeron que su ojo derecho enfermo se debía a alergias de temporada. Pero pruebas revelaron que el niño de 7 años de Roseville, California, ahora está enfrentando cáncer en etapa cuatro.

La familia está esperando la confirmación final de los doctores de que él tiene sarcoma de Ewing, un tipo de tumor que se forma en el hueso o en tejido blando. El niño de segundo grado comenzará su tratamiento estaba semana, con una biopsia de médula osea y quimioterapia, dijo su padre, Jason Desautels.

"Sabemos que es cáncer, en fase cuatro, porque se diseminó a dos lugares distintos y es agresivo", dijo. "Ahora estamos intentando averiguar con qué estamos lidiando para poder organizar un plan".

El ojo de Vinny se comenzó a poner bizco en marzo, dijo Desautels. Ellos intentaron primero con gotas para los ojos y con medicinas para la alergia pero no hubo éxito. Vinny se comenzó a quejar de dolor en una rodilla y sus papás notaron uno de sus labios hinchados.

Fue en ese momento cuando comenzaron a preocuparse.

Una visita a una sala de urgencias el 28 de abril y unos rayos x revelaron un crecimiento significativo de cadera derecha. El siguiente día su pediatra envió a la familia a un hospital con una nota escrita a mano.

Pruebas de sangre, imágenes de resonancia magnética y tomografías computarizadas revelaron tumores en su cadera y en el hueso alrededor de su ojo.

La situación por la que está pasando Vinny tocó a muchos en el país cuando se supo que él de había dejado crecer el cabello por dos años para donarlo a sobrevivientes de cáncer.

Una recolección de fondos en línea para Vinny fue iniciada por sus abuelos y logró reunir más de 50.000 dólares en una semana.

La familia aprecia el apoyo inclusive mientras se acostumbran al tipo de apoyo que sus padres nunca querían tener. Ellos no están acostumbrados a pedir ayuda a otros y en ocasiones se siente "raro", dijo Desautels. Pero él sabe que la familia necesitará cubrir costos médicos y gastos extras, como viajes y por días en los que no podrán ir a trabajar.

Cada día que la mamá de Vinny no trabaja, pierde dinero ya que tiene su propio negocio de estilista. Ella tiene seis meses de embarazo por lo que no puede ir a los tratamientos de su hijo debido al peligro de la radiación. Desautels dijo que él tiene suerte de trabajar para un pequeño negocio de equipo para granjas que es flexible. Pero tendrán que hacer malabares para cuidar de Vinny, de su hermano de 12 años y asegurarse que las cuentas sean pagadas.

"Estamos bien pero somos solo una familia 'de cuello azul' (obreros) y trabajamos para vivir de forma confortable", dijo.

En tanto, Vinny está intentando mantenerse positivo. Luego de no ir a la escuela una semana, regresará el martes para presentar sus pruebas de fin de año.