Los cosas se tornaron diferentes para ISIS. La imagen de sus yihadistas avanzando sobre vastas regiones de Libia contrastan con la situación actual en ese país, donde las tropas leales al gobierno le están arrebatando el control de estratégicas localidades cercanas a Sirte. (Crédito: ISIS/Imagen de Archivo).

(CNN) - Al menos 78 personas murieron este lunes en Siria en una serie de explosiones coordinadas en dos fortalezas del gobierno de ese país, según reportaron los medios de comunicación de ese país.

Tres explosiones se reportaron en una estación del bus en la ciudad costera de Tartús y cuatro ataques estuvieron dirigidos contra áreas residenciales en la ciudad de Jabla en la provincia de Latikia, dijo la Agencia Árabe Siria de Noticias.

El grupo terrorista ISIS se responsabilizó del ataque, según un comunicado que ha circulado a través de internet.

La televisión siria dijo que las explosiones fueron una combinación de carros bomba y explosiones suicidas. La ciudad mediterránea de Tartús es uno de los principales destinos de soldados sirios que toman unos días de descanso después de estar en el campo de batalla. La ciudad también tiene un gran campo militar.

La provincia de Tartús también es el hogar de 452.000 desplazados internos, según las Naciones Unidas.