(CNN) - El primer ministro británico, David Cameron, se enfrentará este martes a los líderes de la Unión Europea, cuando el bloque se reúna para discutir el potencialmente complicado y desordenado divorcio del Reino Unido y la Unión Europea (UE).

El parlamento de la UE abrirá un pleno extraordinario de la Conferencia de Presidentes en lo que serán los primeros pasos oficiales para la salida del Reino Unido, después de 42 años asociado al bloque.

El referéndum de la semana pasada ha dejado a Gran Bretaña con una desagradable resaca, provocado la caída de la libra y la inestabilidad de los mercados, así como un vacío de liderazgo y el retorno del discurso secesionista en Escocia e Irlanda del Norte.

Lee: ¿Puede Reino Unido hacer otro referéndum sobre el Brexit?

Cameron, quien anunció su renuncia después de dirigir una fallida campaña para permanecer en Europa, dijo que no iniciará el proceso oficial de salida, dejando la decisión a su sucesor, que se espera que sea nombrado en octubre.

Con el fin de iniciar el proceso, el gobierno de Reino Unido tiene que invocar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, la cláusula que inicia el procedimiento de salida para un país miembro.

"Antes de hacer eso, es necesario determinar el tipo de relación que queremos con la UE", dijo Cameron."Cualquier nueva negociación para salir de la UE comenzará con un nuevo primer ministro".

En desacuerdo

Esto ya pone a Cameron en desacuerdo con sus homólogos europeos. Hay algo de presión por parte de los líderes de la UE para iniciar el proceso oficial lo antes posible.

"No podemos empezar ningún tipo de conversaciones informales sin haber recibido la notificación por parte de Gran Bretaña. Esto está muy claro para mí", dijo la canciller alemana Angela Merkel el lunes.

El secretaria de Estado estadounidense, John Kerry, también estará presente en la reunión de este martes. Anteriormente Kerry dijo que la votación no cambiaría el "vínculo inquebrantable" de Washington con Reino Unido.

Líder de la UE a Nigel Farage: "¿Qué haces tú aquí?"

Uno de los arquitectos del Brexit tuvo una recepción hostil en la reunión especial del Parlamento Europeo.

Nigel Farage, líder del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), había liderado el movimiento para abandonar la Unión Europea desde que llegó a Bruselas como miembro del Parlamento Europeo en 1999.

Fue recibido con abucheos y algunos de sus colegas le volvieron la espalda cuando se dirigió al Parlamento.

"¿No es curioso? Cuando vine aquí hace 17 años y le dije que quería hacer una campaña para que Gran Bretaña saliera de la Unión Europea todos se rieron de mí. Bueno, tengo que decir, que no se están riendo ahora, ¿verdad?", dijo.

A continuación, hizo un llamamiento a los eurodiputados para lograr un "acuerdo razonable, libre de aranceles" con Gran Bretaña tras el voto de la semana pasada.

"Pero hacerlo con sensatez y permítannos salir y perseguir nuestras ambiciones globales y nuestro futuro".

Jean-Claude Juncker, el presidente de la Comisión Europea, dijo que estaba sorprendido de que estuviera allí.

"Si estás luchando por la salida, ¿por qué estás aquí?", le preguntó.

En sus comentarios, Juncker dijo que Gran Bretaña debe tomar una decisión rápida sobre la salida del bloque para evitar la incertidumbre persistente.

"Me gustaría que el Reino Unido aclarara su posición, no hoy ni mañana a las 9 de la mañana, pero con rapidez", dijo. "No podemos permitir un prolongado período de incertidumbre".

Ondas de choque en la economía mundial

Los mercados asiáticos tuvieron un inicio sombrío la madrugada del martes mientras el Brexit continúa pesando sobre los inversores.

Los descensos siguieron a un pésimo día en los mercados europeos y estadounidenses el lunes.

El Dow cayó 261 puntos al nivel más bajo en más de tres meses.

La libra cayó a un lunes nuevo mínimo histórico tras el voto del Reino Unido para salir de la Unión Europea.