(CNN) - Luego de que el comprar y usar marihuana se volvió más libre en Colorado, ha aumentado el número de niños que han necesitado tratamiento médico por entrar en contacto con la marihuana, según un estudio.

El número de niños de Colorado que han sido ingresados a centros de control de intoxicaciones o examinados en un hospital por entrar en contacto de manera no intencional con la marihuana se ha disparado desde que el estado legalizó el uso recreativo de la droga en 2014, de acuerdo con el estudio, publicado esta semana en la revista JAMA Pediatrics.

Un total de 87 casos de niños de nueve años o menos que ingirieron, inhalaron o estuvieron expuestos a cannabis fueron tratados en el centro regional de control de intoxicaciones de 2014 a 2015, muchos más de los 76 casos que se registraron durante los cuatro años que precedieron a la legalización, dice el estudio.

Las visitas al Hospital Infantil de Colorado en Aurora debido a la misma causa también aumentaron: hubo 32 visitas durante los primeros dos años después de la legalización, comparado con las 30 visitas durante los cuatro años anteriores a la legalización.

Casi la mitad de las visitas a hospitales desde 2009 involucraron la ingestión de dulces y galletas con cannabis. Y casi la mitad de los casos de hospital en 2014 y 2015 involucraron marihuana recreativa, según el estudio liderado por el doctor George Sam Wang, un profesos adjunto de la Universidad de Colorado en Denver.

Colorado promulgó una ley el año pasado requiriendo que los productos con marihuana fueran vendidos en paquetes resellables y resistentes a niños. Este año, el gobernador promulgó una ley que prohíbe la producción de dulces de marihuana con la forma de humano, animal o fruta, en un intento por prevenir que la gente los confunda con golosinas como las gomitas con forma de oso.

La ingestión de marihuana fue la causa más común (74%) por llamadas al centro de control de intoxicaciones, según el estudio.

Los síntomas reportados en las llamadas incluyen somnolencia y letargo (49%), mareo (12%), agitación (8%), vómito (5%) y desmayos (3%).

Colorado es uno de los tres estados, junto con Washington y Oregon, que han legalizado la venta de marihuana para uso recreativo. La gente también puede fumar marihuana de forma recreativa en Alaska y Washington D.C.