(CNN) - Por muchos años, el pedestal de rocas areniscas en la costa de Oregon fue una atracción turística, un escenario perfecto para tomarse fotos por su parecido con un pico de pato.

Así que cuando las autoridades encontraron la querida formación rocosa de 2 metros en Cabo Kiwanda rota en mil pedazos, inicialmente pensaron que la edad de las piedras y la gravedad lo habían hecho.

Pero luego surgió un video que mostraba los verdaderos culpables: vándalos. Más específicamente, un grupo de personas que cruzaron la zona acordonada y empujaron las rocas hasta que cayeron.

Ahora, las autoridades buscan a los responsables.

No fue un tema de edad de la formación rocosa

La semana pasada, la oficina de Parques Estatales de Oregon publicó las fotos antes y después en su página en Facebook cuando descubrieron la destrucción.

"Esto pasó. La icónica formación rocosa en #CaboKiwanda …algunos la llamaban Pico de Pato— ha colapsado. Nadie resultó herido, por fortuna, pero los escombros sirven como recordatorio de los riesgos de nuestras frágiles rocas y acantilados. ¿Quién sabe qué colapsará ahora? #lagravedadgana #manténganseseguro", dice la publicación.

 

Fueron vándalos

Poco después, un operador de drones publicó un video del acto de vandalismo.

"Como que me reí porque pensé que no había forma en que pudieran derribarlo pero luego vi que empezaba a tambalearse y empecé a grabar mientras dos de los tipos lograban tumbarla", dijo David Kalas a KATU, afiliada de CNN.

Kalas dijo que cuando confrontó al grupo, dijeron que tumbaron la roca porque un amigo se fracturó una pierna en ella.

"Básicamente me dijeron que era un riesgo, y que le hicieron al mundo o a Oregon un favor", dijo Kalas a la estación de TV.

Los vándalos aún no han sido identificados pero un par de líderes boyscout enfrentan cargos por conducta criminal después de volcar una formación rocosa en Utah en 2014.

Las autoridades dicen que están revisando el incidente en Oregon para determinar cómo responder.

"El departamento toma muy en serio el vandalismo contra un parque estatal", dijo Chris Havel, de la oficina de Parques Estatales de Oregon, a CNN.

Romper reglas de un parque es una violación, no un crimen, y en este caso la multa es de 435 dólares, dice Havel.

La Policía Estatal de Oregon debe determinar si presentan cargos criminales una vez sean identificados los vándalos.