(CNN) - Si eres es un hombre mayor y practicas sexo una vez por semana o más, podrías tener el doble de probabilidades de sufrir un ataque al corazón, un accidente cerebrovascular u otros problemas cardiovasculares que un hombre menos activo sexualmente, según una estudio publicado esta semana en el Journal of Health and Social Behavior. Sobre todo si disfrutas esos actos sexuales.

"Los hombres mayores que tuvieron relaciones sexuales extremadamente placenteras o satisfactorias con su pareja, tuvieron un mayor riesgo de problemas cardiovasculares que los hombres que no lo sintieron así", dijo el autor del estudio, Hui Liu, profesor asociado de sociología en la Universidad Estatal de Michigan.

¿Cuánto sexo se debe tener?

El estudio analizó los datos de la encuesta a 2.204 personas inscritas en el Proyecto Nacional de Vida Social, Salud y Envejecimiento de Estados Unidos. Se preguntó a los hombres y mujeres de 57 a 85 años en relación de pareja sobre su satisfacción sexual, la frecuencia y el estado de salud en 2005, y luego se les volvió a preguntar cinco años después. Se registró la salud cardiovascular de cada persona midiéndoles la presión arterial, la frecuencia cardíaca, el exceso de la proteína C reactiva y el historial de ataques al corazón, insuficiencia cardíaca y accidentes cerebrovasculares.

Mientras que los hombres que tuvieron mejores experiencias sexuales presentaron un mayor riesgo, los que tuvieron entre uno y tres actos sexuales al mes y lo calificaron de menos placenteros no tuvieron un mayor riesgo de problemas cardíacos.

Por el contrario, en el caso de sus parejas femeninas, los resultados fueron diferentes. Las mujeres que dijeron haber tenido sexo frecuente y extremadamente satisfactorio presentaron un menor riesgo de hipertensión, un precursor común de la enfermedad cardíaca.

¿Es mejor para la salud un sexo mediocre?

"Estos hallazgos desafían la creencia generalizada de que el sexo trae beneficios para la salud para todos", dijo Liu. "Creo que es importante para las personas mayores entender los riesgos y beneficios potenciales de sexo".

"Hay que interpretar estos datos con cautela", declaró el Dr. Kevin Campbell, un cardiólogo de la Universidad de Carolina del Norte que se especializa en trastornos del ritmo cardíaco.

"Esto contrasta con los datos clínicos significativos que tenemos y muestran que a medida que los hombres envejecen, si continúan con una vida sexual activa, su riesgo de enfermedad cardiovascular en realidad disminuye.

"Les digo a mis pacientes un mes después de tener un ataque al corazón o una cirugía a corazón abierto que si pueden caminar un tramo de escaleras sin tener dolor en el pecho o dificultad para respirar entonces pueden reanudar la actividad sexual", señaló Campbell.

Resultados sorprendentes para los hombres

"Los resultados fueron sorprendentes en el caso de los hombres", dijo Lui, quien coincide en que van en contra de décadas de investigaciones que mostraron efectos positivos en la salud derivados la actividad sexual masculina, incluyendo una mejor salud de la próstata.

Una razón de estos hallazgos sorprendentes, dijo, podría estar en el diseño del estudio. La doctora explicó que, mientras otras investigaciones se han centrado en grupos de edad más jóvenes, este sondeo se enfoca en adultos mayores en Estados Unidos.

"Es una encuesta, no un ensayo aleatorio y controlado clínicamente", destacó Campbell, quien también resalta que el estudio se llevó a cabo en 2005, con un seguimiento en 2010. "¿Es relevante ahora que casi todo el mundo está con estatinas y nuestro tratamiento de las enfermedades cardiovasculares ha seguido mejorando?", se preguntó.

Otra razón de su inusual conclusión, dijo Lui, podría estar en el uso de suplementos para la disfunción eréctil por parte de muchos hombres de edad avanzada, o el nivel de tensión creada por el acto sexual en sí.

"Los hombres mayores pueden tener más dificultades para alcanzar un orgasmo por razones médicas o emocionales", explicó Lui. "Por lo tanto, pueden llegar a agotarse más y crear relativamente más tensión en su sistema cardiovascular con el fin de alcanzar el punto culminante, lo cual puede ser perjudicial para la salud".

Eso podría ser cierto si el hombre sufre un bloqueo cardiovascular desconocido o si utiliza ciertos medicamentos para una enfermedad cardíaca existente, declaró Campbel.

"Si están tomando cualquier tipo de nitroglicerina, puede causar una dramática caída en la presión arterial con cualquiera de los fármacos para la disfunción eréctil", explicó Campbell. "Eso hay que vigilarlo con mucho cuidado".

La educadora sexual Laura Berman coincide. "Hay que ser cuidadoso y entender los factores de riesgo", dijo Berman, profesora asistente de obstetricia y ginecología en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern. "Si hablamos de la situación sexual típica en el caso de la mayoría de los baby boomers, él está en la parte superior, haciendo el esfuerzo. Para mí tiene sentido que pueda haber más factores de riesgo para un hombre mayor que para una mujer".

"Así que los hombres deben asegurarse de que son físicamente capaces de tener relaciones sexuales, y luego se trata de ser cuidadoso y entender los factores de riesgo", añadió.

Por último, dijo Lui, tener una alta frecuencia de relaciones sexuales puede indicar problemas de "adicción al sexo, compulsión sexual o impulsividad sexual" en el caso de los hombres, y podría estar relacionado con "estados psicológicos como ansiedad o depresión, que pueden perjudicar la salud cardiovascular".

"Decir que querer tener relaciones sexuales frecuentes después de cierta edad podría ser malo puede ser un problema", manifestó la educadora sexual Logan Levkoff. "Cada vez que se hace este tipo de declaraciones grandilocuentes sobre el sexo y la sexualidad es un problema. Cada quién experimenta la intimidad a su manera".

Un ganar-ganar para las mujeres

El estudio trae buenas noticias para las mujeres. "Una buena calidad sexual puede proteger a las mujeres mayores de riesgos cardiovasculares en la edad adulta", indicó Lui.

Eso tiene sentido, dijo Berman, por la forma en que las mujeres ven sus relaciones sexuales.

"No es tanto el número de orgasmos o el vigor de la experiencia sexual el indicador de la satisfacción sexual de la mujer", explicó Berman. "Es lo cerca que se siente a la persona con la que está teniendo relaciones sexuales, a través de besos y caricias, así como los orgasmos. Esa es la clave de su bienestar emocional y físico, lo que beneficia su salud y su corazón, y todo lo demás".

Los hombres son diferentes.

"La forma en que los hombres se sienten la cercanía emocional de su pareja es a través del acto físico del sexo", comentó Berman. "Se benefician de una conexión emocional, pero en su cabeza, no la necesitan tanto y no sienten el mismo estrés, ansias o depresión que una mujer. Ellos se sienten así si no tienen relaciones sexuales, pero no ven el aislamiento como algo tan malo".

Y añadió: "Si un hombre está en una relación, de cualquier tipo, vivirá más tiempo, pero si una mujer está en una mala relación vivirá menos".

La moraleja para las parejas mayores

Entonces, ¿qué debe hacer una pareja mayor con respecto al sexo y el riesgo de enfermedades coronarias?

"Tenemos que sopesar el análisis costo-beneficio y dejar que progrese la relación sexual, porque ahora vivimos más tiempo y tenemos que lidiar con esto", aconsejó Berman. "Todavía sigo creyendo que para la mayoría de los adultos mayores los beneficios físicos y emocionales superan a los factores de riesgo".

Campbell, el cardiólogo, dijo: "La conclusión es la siguiente. Los pacientes tienen que hablar de sexo con sus médicos, con regularidad, y en cada visita al consultorio, para que podamos diagnosticar y responder a cualquier preocupación antes de que se agrave".

Levkoff estuvo de acuerdo.

"Todo esto vuelve a poner de manifiesto nuestra incapacidad o capacidad de comunicarnos sobre el sexo y el placer y la salud", dijo. "No es sorprendente que a la gente mayor le cueste más hablar, pero la conversación sobre el sexo y el envejecimiento es algo que se debe mantener durante años".