(CNN) - Un departamento de policía de Ohio dice que tomó la decisión de publicar una serie de fotografías impactantes para mostrar los devastadores efectos de la adicción de la heroína y lo que causa en las familias.

Las fotos muestran a un hombre y a una mujer desmayados en los asientos delanteros de un auto en el que también hay un niño en la parte trasera.

"Sentimos que era necesario mostrar el otro lado de esta horrible droga", dijo la policía de East Liverpool, explicando su decisión.

"Sentimos que tenemos que ser una voz para los niños atrapados en este horrible caos".

Las fotografías que el departamento publicó en su página de Facebook con una advertencia de material sensible, son de un atasco de tráfico que sucedió esta semana.

160909101756-02-heroin-family-exlarge-169

Cuando el funcionario Kevin Thompson se acercó al conductor James Acord, quien estaba actuando erráticamente moviéndose entre carriles, se dio cuenta que la cabeza del hombre "se balanceaba de atrás hacia adelante y lo que hablaba no era claro".

Thompson dijo que Acord estaba tratando de decirle que llevara al hospital a Rhonda Pasek, la mujer que se había desmayado en el asiento del copiloto. Inmediatamente después el conductor se desmayó y el agente de policía pudo ver al niño en la parte trasera del auto.

"El niño no puede hablar por sí mismo pero esperamos que su historia pueda convencer a otro usuario que lo piense dos veces antes de inyectarse este veneno si están cuidando a un niño", dice la publicación en Facebook.

Los efectos de la sobredosis

El niño resultó ser el hijo de 4 años de Pasek.

El policía notó que la mujer se empezaba a poner azul. Llamó a los servicios de emergencia que le administraron Narcan, on antídoto opioide que puede salvar la vida de alguien con sobredosis.

Según documentos de la corte, Acord se declaró culpable de operar un vehículo intoxicado y poner en peligro a un niño. Pasek se declaró no culpable del cargo de poner en riesgo a un niño, conducta errática e intoxicación pública. Su caso todavía está abierto.

El niño fue llevado a servicios de menores.

Las fotografías

"Sabemos que muchos se van a ofender con estas imágenes y lamentamos eso, pero es momento de que el público que no usa drogas vea a lo que nos enfrentamos diariamente", dice el departamento.

"El veneno conocido como heroína se ha abierto camino en muchas comunidades, no sólo en la nuestra, la diferencia es que estamos dispuestos a luchar contra este problema hasta que desaparezca incluso si eso significa ofender a algunas personas.