El humo del incendio era visible a kilómetros.

(CNN) - Un grupo de presos en una cárcel francesa se amotinó y provocó un incendio después de que uno de ellos se hizo con un juego de llaves y abrió algunas celdas.

Horas después, la Gendarmería logró hacerse con el control de la zona de la prisión donde ocurrió el motín, según las autoridades.

El incidente ocurrió en un ala del centro penitenciario Poitiers-Vivonne, en el oeste de Francia, la tarde del lunes, según un portavoz de la instalación que no quiso dar su nombre.

El humo salía del edificio y era visible a kilómetros.

Los bomberos se trasladaron al lugar y despejaron el segundo piso. Las autoridades pusieron a los instigadores bajo custodia, dijo el Ministerio de Justicia.

 

Ni ningún miembro del personal del centro penitenciario ni ningún reo tuvo que ser hospitalizado.