(CNN) - Es oficial: Monsanto será adquirida por su rival en uno de los negocios más grandes anunciados hasta ahora este año.

Para cerrar el trato, la alemana Bayer puso aún más dinero en su oferta por el gigante de semillas de Estados Unidos, avaluado en 66.000 millones de dólares, incluyendo la deuda.

Es la tercera vez que Bayer incrementa su oferta y esta vez fue lo suficientemente alta como para ganar el apoyo de la junta directiva de Monsanto. La adquisición podría crear un vasto conglomerado que abarca farmacéuticas, productos de salud y pesticidas.

El acuerdo fue anunciado este miércoles, y la oferta que selló el trato es de 128 dólares por acción, avaluando el patrimonio de la compañía estadounidense en 56.000 millones de dólares.

Bayer también se hará cargo de una deuda de 10.000 millones de dólares de la estadounidense.

El gran obstáculo que ambas compañías enfrentan ahora es el de las regulaciones emergentes en todo el mundo.

Las acciones de Monsanto en Estados Unidos se mantuvieron estables en las operaciones previas a la apertura del mercado, con un precio de alrededor 106 dólares, un precio muy inferior al de la oferta de Bayer, lo que sugiere dudas de los inversores sobre el trato.

Si los reguladores no aprueban la transacción, Bayer aceptó pagar 2.000 millones a Monsanto.

Bayer, que es una compañía muy fuerte en Asia y Europa, se beneficiará de la experiencia de Monsanto en agricultura y semillas. También se beneficiará de la gran presencia de esa compañía en Norteamérica.

La compañía alemana dijo que fusionar las dos compañías podría generar sinergías de 1.500 millones de dólares en los próximos tres años. Este es el megaacuerdo más reciente para reformar los sectores de la química y la agrooindustria.

Otro problema —el posible acuerdo de 130.000 millones de dólares de la alianza entre Dow y DuPont— está bajo investigación por parte del alto comité de vigilancia Antimonopolio de Europa.

En febrero, ChemChina, una empresa química propiedad del Estado chino, acordó pagar 43.000 millones de dólares por la firma de la empresa de semillas y pesticidas Syngenta. Ese acuerdo despejó un obstáculo regulatorio en Estados Unidos el mes pasado, pero aún tiene una serie de revisiones anti monopolio en todo el mundo para completarse.

La compra de Syngenta por parte de ChemChina fue el acuerdo comercial más grande anunciado en el mundo este año antes del acuerdo de Bayer y Monsanto. Esta última intentó en el pasado comprar Syngenta pero no tuvo éxito.