(CNN Español) - Este lunes, un día después del triunfo del no en el plebiscito, el presidente Juan Manuel Santos ratificó al jefe de su equipo negociador con las FARC, Humberto de la Calle, y lo nombró delegado en los diálogos con quienes promovieron el rechazo a loas acuerdos.

Junto a la canciller maría Ángela Holguín y el ministro de Defensa Luis Carlos Villegas, De la Calle se reunirá con los delegados del Centro Democrático, el partido liderado por el expresidente Álvaro Uribe.

En entrevista exclusiva con Fernando del Rincón, Uribe dijo que tras el triunfo del no tuvo preocupación por Colombia, pero alivio porque "para mi patria habría sido más difícil que ganara el sí".

El Centro Democrático partido no asistió hoy a una reunión convocada por Santos con los líderes de los partidos políticos, pero designó a Carlos Holmes, Iván Duque y Óscar Iván Zuluaga para el diálogo con el Gobierno.

Uribe asegura la comisión del no hay que integrarla con los otros grupos que apoyaron esa opción, no solo el Centro Democrático.

La decisión del no se impuso en el plebiscito con el 50,21 % de los votos en una jornada que registró 62,57 % de abstención.

Tras la victoria, Uribe dijo tener voluntad de diálogo para que no se levante la mesa y se consiga un mejor acuerdo. El senador propuso este lunes que se les conceda la amnistía a los guerrilleros que no hayan cometido delitos atroces —lo que ya está en el acuerdo de Santos—, pero tampoco de narcotráfico o de lesa humanidad.

"Para quienes no estén envueltos en delitos atroces, que se considere darles amnistía", dijo en la entrevista con 'Conclusiones'.

Uribe asegura que durante la campaña el Gobierno "lastimó la democracia por la falta de garantías" y dice que le pide comprensión a la comunidad internacional: "que tengan en cuenta nuestras razones".

"Santos creó un momento difícil a Colombia innecesariamente”

Uribe explicó que su posición para los jóvenes es que "la paz era ilusionante, los acuerdos son decepcionantes".

Además, aseguró que en todos estos años de negociaciones "nosotros no dejamos de presentar nuestros argumentos".

Íngrid Betancourt: La corriente de Uribe siempre se negó a participar

No obstante, no todos comparten que el uribismo siempre haya tenido voluntad de diálogo y de contribuir al acuerdo de paz. Íngrid Betancourt, excandidata presidencial que estuvo seis años secuestrada por las FARC, dijo que "el Gobierno hizo todo lo posible para incluir a todas las vertientes políticas en este acuerdo".

"La verdad es que la corriente de Álvaro Uribe siempre se negó a participar. Todas las críticas que Álvaro Uribe le hizo al acuerdo fueron integradas a esa acuerdo. Creo que lo que hubo fue cada vez fueron mayores exigencias y el discurso que (el uribismo) le vendió a los colombianos fue que ese acuerdo traía impunidad".

"Me leí los acuerdos con cuidado, soy víctima de las FARC y considero en el acuerdo no había impunidad", aseguró.

"En Colombia hay una franja de colombianos que nunca van a querer la paz y siempre exigirán más", dijo.

"Es muy importante que Santos, quien ha sido el motor del proceso, sea quien lo culmine", dijo Betancourt desde París a Fernando del Rincón.