(ADALBERTO ROQUE/AFP/Getty Images)

(CNN Español) - La noticia de la reunión del presidente Juan Manuel Santos con los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana tiene a Colombia en ascuas pues hay incertidumbre sobre lo que puedan lograr los líderes políticos de bandos opuestos.

Después de designar delegados para avanzar en un diálogo para lograr un acuerdo de paz con las FARC, el presidente Juan Manuel Santos —impulsor del sí en el plebiscito para aprobar el acuerdo con las FARC— y Álvaro Uribe —líder de la campaña del no, que salió ganadora— se reunirán este miércoles. Santos invitó a Uribe y al también expresidente Andrés Pastrana, también figura vocal por el no.

A quienes no les gustó mucho la noticia fue a las FARC, que se tomaron sus redes sociales para manifestar su categórico descontento. 'Iván Márquez' jefe de la delegación de las FARC en las conversaciones entre la guerrilla y el Gobierno de Colombia, dijo que al país se lo "lleva el diablo" si la paz queda en manos del expresidente:

Con una serie de trinos expresó que había que defender el acuerdo y que sería más peligroso que en la delicada situación que atraviesa el país se confiara en Uribe y Pastrana:

Durante el gobierno de Uribe las Fuerzas Armadas de Colombia combatieron fuertemente a las FARC. Pastrana, por su parte, adelantó un fallido proceso de paz con la guerrilla para lo que dispuso una zona de distensión en la selva colombiana.

La propuesta de la reunión viene después del resultado del plebiscito en las urnas este domingo, en el que los colombianos favorecieron la opción del no, lo que no permite que se implementen los acuerdos alcanzados por FARC y Gobierno, que ya se habían firmado en un acto protocolario el 26 de septiembre en Cartagena.

Por otra parte, el presidente Santos anunció que se "extendió el cese al fuego bilateral y definitivo con las FARC" hasta el 31 de octubre, dice un comunicado de la Casa de Nariño.

El objetivo es "avanzar en los diálogos para llegar a los acuerdos que permitan solucionar el conflicto armado".

“Espero que podamos avanzar en los acuerdos y en los diálogos para que podamos concretar los arreglos y acuerdos que nos permitan poner en marcha la solución a este conflicto”, dijo el presidente.

Ante la noticia, Pastor Alape, miembro de las FARC, dijo en Twitter que había que apoyar el acuerdo, pero que las tropas se empezarían a mover a lugares seguros:

Las FARC anunciaron tras el resultado del plebiscito que mantenían su intención de paz y el cese del fuego, pero después del anuncio de Santos se preguntan qué debe pasar: