(HENDRIK SCHMIDT/AFP/Getty Images)

(CNN) - Una persecución de dos días en Alemania terminó la mañana de este lunes, cuando la policía de Leipzig anunció la detención de un ciudadano sirio sospechoso de planear un ataque con bomba.

El sábado la policía dijo que había encontrado una mezcla altamente explosiva de sustancias más peligrosas que el TNT en una redada en un apartamento en la ciudad de Chemnitz. Informó que la mezcla podría causar un daño significativo en pequeñas cantidades.

La policía estuvo persiguiendo a Jaber Albakr, de 22 años, desde el sábado en el marco de la incursión.

"Hemos capturado al presunto terrorista anoche en Leipzig", anunció la policía de Sajonia en Twitter este lunes.

La policía dijo que la sustancia no podía ser transportada con facilidad, por lo que excavaron varios agujeros en los que detonaron el material explosivo.

La policía dijo a CNN que Albakr nació el 10 de enero de 1994, y proviene de las zonas rurales de Damasco. Reuters citó a la policía diciendo que se le concedió la condición de refugiado en el país el año pasado y no tenía antecedentes.

Otras dos personas fueron detenidas en la estación de tren de la ciudad el sábado, dijo la policía.

Chemnitz está aproximadamente a 64 kilómetros de la ciudad de Dresde, donde la seguridad se intensificó el mes pasado después de dos ataques con bombas, una en una mezquita y otra en un centro de conferencias.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha sido objeto de una intensa presión política por su política de puertas abiertas a los refugiados. Los funcionarios alemanes dijeron que el país recibió a más de 1 millón de refugiados solamente en 2015, muchos de ellos son sirios que huyen de la guerra en su país.