(CNN) - Hoy, los expertos analizan quién ganó el debate presidencial en EE.UU. Pero creemos que podemos dar un veredicto con confianza:

Ken Bone.

El debate, en caso de que te lo hayas perdido, fue un evento del tipo de foro ciudadano en que miembros de la audiencia (filtrados por Gallup y seleccionados por los moderadores) hicieron preguntas a los candidatos. Y en ese grupo de personas articuladas, bien comportadas y ávidas de la verdad estaba el señor Bone.

Su pregunta a Donald Trump y Hillary Clinton fue única: "¿Qué medidas tendrá su política energética para cumplir nuestras necesidades energéticas mientras que el tiempo se mantienen ambientalmente amigable y minimiza los despidos laborales?".

Pero esa no fue la razón por la que Bone se convirtió en una sensación en internet.

Es ese nombre. Ken Bone. Muy al estilo de Luke Cage (el nombre de un superhéroe de Marvel, Power Man).

Es ese poderoso atuendo: un suéter cárdigan rojo, una corbata blanca, los anteojos de marco negro. La gente se enamoró.

El hombre detrás (dentro) del suéter rojo

Bone habló con Carol Costello de CNN el lunes sobre su fama. "Pasé anoche de tener siete seguidores en Twitter, dos de los cuales eran mis abuelas... a ahora tener varios cientos", dijo. "Y no sé por qué les importa tanto lo que tengo que decir, pero me alegra que estén involucrados en el proceso político".

Quizá tenga que ver con el hecho de que, al final del debate, capturara el momento sacando.... una cámara desechable.

Ken Bone no es un conformista. Es la persona que un EE.UU. dividido necesita en este momento. El hombre que trajo un poco de levedad al absurdo, un poco de entusiasmo a la hostilidad. Lo único que de hecho está haciendo a EE.UU. grandioso de nuevo.

Como lo dijo Ramzy Nasrallah: "Estaba tan triste y avergonzado durante todo este espectáculo pero luego KEN BONE se elevó como un Fénix desde las cenizas de EE.UU. y hay risas de nuevo".

Bone fue uno de los votantes indecisos que asistieron al debate para sopesar mejor sus opciones para la elección de noviembre. Y Bone le dijo a CNN que de hecho salió sin un veredicto final.

"Sé que la gente odia escuchar esto, pero creo que estoy más indeciso que nunca", dijo. Bone dijo que se inclinaba hacia Trump, pero quedó impresionado con la compostura y espera ver el tercer y último debate.

En cualquier caso, para hacer justicia al héroe de internet en que se convirtió, planea usar su poder para hacer el bien.

"Estoy muy contento que mucha atención se haya concentrado en mí, por ninguna otra razón distinta a que yo pueda difundir el mensaje de que tu voz puede ser escuchada, y que por favor debes salir y votar en noviembre. Si sientes como que tu voto no importa, sí lo hace. Haz que tu voz se escuche".

Internet se derrama en manifestaciones de amor

Durante lo que fue evento aguerrido, el comportamiento confortable de Bone fue el bálsamo que los cansados espectadores necesitaban.

"Apuesto a que Ken Bone le lleva rosas a su esposa de forma aleatoria. Solo porque sí", dijo un usuaria de Twitter.

En cuestión de minutos,  alguien había creado una página en Facebook.

Y, desde luego, una cuenta parodia en Twitter.

Y sí, esta oda a la grandeza.

También sabemos de qué se disfrazarán muchos en este Halloween.

Así que, gracias, organizadores del debate, por darnos a alguien al cual todos podemos seguir.

"Hoy perdí la esperanza en el futuro de EE.UU.... hasta que vi a Ken Bone", tuiteó Jeff Guenther.

No podemos estar más de acuerdo.

Postdata:

Seríamos negligentes si no agradeciéramos también al señor Mirada Fija. Nuestra disculpa por no conseguir su nombre. Pero ciertamente nos dimos cuenta de su mirada de "No me hables m****, señor".