(CNNEspañol) - El líder cubano Fidel Castro propuso este domingo darles una medalla de barro a Barack Obama y a Donald Trump por quedar “descalificados” en sus políticas, en una alusión a las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

En su columna titulada “El destino incierto de la especie humana” publicada por el medio estatal Cuba Debate, Castro hace referencia a la candidatura de Donald Trump, quien “se suponía era un capacitado experto que quedó descalificado” luego del primer debate contra Hillary Clinton el pasado 26 de septiembre.

“Habrá que darles ahora una medalla de barro”, dice Castro sobre Trump y Obama, previo al segundo debate presidencial de Estados Unidos que se realizó el domingo 9 de octubre.

Para Castro, quien pueda explicar por qué se puede observar una estrella desde un observatorio a cinco mil metros de altura “cuya luz tardó 12 mil millones de años luz en llegar a la Tierra”, merece una medalla de oro, caso diferente a Obama y Trump, que merecen una de barro.

Esta es la primera vez que Castro se pronuncia sobre el magnate y candidato republicano, sin embargo no es la primera vez que se refiere al presidente Barack Obama en una de sus columnas.

El pasado mes de marzo Castro escribió un editorial en el periódico estatal Granma en el que criticó a Obama por desconocer la historia de la Revolución Cubana, pues durante la visita histórica del mandatario estadounidense a La Habana, Obama dijo que la democracia y el futuro de Cuba debe estar “en manos de su pueblo”.

La visita de Obama se dio en un momento histórico en el que Cuba y Estados Unidos avanzan hacia la normalización de las relaciones bilaterales, que inició el 17 de diciembre de 2014 y por el cual se abrieron embajadas en las respectivas capitales. Obama fue el primer presidente estadounidense en llegar a Cuba luego de 88 años.

Sobre el proceso de normalización de relaciones entre Estados Unidos y Cuba, Fidel Castro dijo en enero de 2015 en el diario Granma, que no confiaba en la política de Estados Unidos.

En su columna, Fidel Castro —reconocido ateo y cuyo país ha sido oficialmente ateo durante décadas— dice que hay más cualidades en los principios religiosos que en los políticos, y agrega que Estados Unidos, “el país imperialista más poderoso del mundo” se autoengaña al asumir que “todos los hombres nacen libres e iguales en dignidad y derechos”, según la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

"Nada de esto puede ser ignorado", dice Castro y resalta los logros alcanzados por la ciencia y el “valor especial” que tiene la religión.

En su columna Castro habla sobre Cristo y sobre el conocimiento que tiene de Él gracias a lo que le enseñaron en las escuelas dirigidas por jesuitas y hermanos de La Salle y dijo que hablará en otro momento sobre “algunas ideas más de este singular problema” de la religión.

Castro está retirado del poder desde 2006, cuando traspasó el poder a su hermano Raúl, y escribe columnas de opinión en los medios estatales en los que reflexiona sobre la situación mundial, la historia de Cuba y su actualidad.