Los draggles, una especie de Hatchimals, romperán su propio cascarón cuando estén listos para nacer. (Crédito: Spin Master)

(CNNMoney) - Uno de los juguetes más esperados del año finalmente salió del cascarón.

Se espera que las criaturas interactivas llamadas Hatchimals se vuelvan uno de los juguetes más buscados del año, según expertos de la industria.

Hasta ahora, la compañía matriz Spin Master ha guardado el juguete dentro de un gran huevo hecho de un material duro similar al plástico. La promesa es que cuando sea el momento adecuado, una pequeña criatura romperá el cascarón por sí misma.

Para que esto ocurra, los niños deberán interactuar con el huevo a través de la tecnología touch. Cuando golpeas el cascarón el Hatchimal te responde. Cuando acaricias la parte superior o el fondo del huevo, este prenderá las luces y emitirá sonidos.

Hay dos clases de Hatchimals: Pengualas y Draggles, y como sus nombres lo indican, las criaturas están inspiradas en pingüinos, koalas y dragones. Cada uno tiene un costo de 59,99 dólares y salieron a la venta el pasado viernes.

Los Pengualas nacerán cuando estén listos y tendrán un costo de 59,99 dólares cada uno.

Los Pengualas nacerán cuando estén listos y tendrán un costo de 59,99 dólares cada uno.

Cuando los Hatchimals están listos para ‘nacer’ (usualmente luego de 30 minutos de juego continuo), lo harán por sí mismos.

El Hatchimal picoteará la cáscara haciendo ruido y con fuerza rotando su cabeza para golpear en diferentes puntos del cascarón.

Eventualmente el animal romperá lo suficiente la cáscara como para levantar la parte superior del huevo.

“Hasta donde sabemos, un juguete que sea capaz de romper su propio cascarón no había sido fabricado antes”, dijo James Martin, líder de la unidad de robótica de Spin Master.

El comportamiento del Hatchimal madura luego de un par de días y semanas. Se volverá un bebé mayor y luego un Hatchimal adulto.

Mientras es bebé, lo puedes alimentar tocando su pico en el piso. Se volverá más interactivo en la medida en la que va creciendo: bailará, repetirá lo que digas, y se moverá cuando aplaudas. El Hatchimal jugará contigo cuando esté en su etapa más adulta.

Spin Master es conocido por su acercamiento innovador a los juguetes. Hace dos años su juguete interactivo robótico Zoomer fue un éxito entre los niños, seguido del exitoso Meccanoid, un robot personal programable que camina y habla.

Así luce el Zoomer de Spin Master. (Crédito: Spin Master)

Así luce el Zoomer de Spin Master. (Crédito: Spin Master)

La compañía dijo que le tomó dos años desarrollar el Hatchimal. Esto incluyó la selección del tiempo perfecto para que el juguete saliera de su cáscara.

“Los niños no tienen mucha paciencia”, dijo Martin. “No quisimos que tardara mucho [en romper el cascarón] pero tampoco que pasara muy rápido”.

La compañía también quería evitar que los niños renunciaran al juguete justo después de que saliera del cascarón.

“Nos esforzamos mucho para asegurarnos que el juego fuera mucho más allá de la salida del cascarón”, dijo Martin.

A diferencia de muchos otros juguetes interactivos en el mercado los Hatchimals no reaccionan con una aplicación. “Fue una decisión consciente de nuestra parte”, dijo Martin. “Los niños ya gastan mucho tiempo diario frente a una pantalla. No queríamos añadirles más”.

Jim Silver, un experto de la industria de los juguetes, ha ubicado a los Hatchimals como uno de los juguetes obligatorios de 2016.

“Hace casi 20 años teníamos el Tamagotchi, una mascota virtual a la que tenías que cuidar”, dice. “Los Hatchimals son lo mismo, pero en la vida real”.

La compañía dice que espera agregar más criaturas a la familia de Hatchimals muy pronto.