(CNN) - Siguiendo con la tendencia anual de disfraces para Halloween ofensivos, una compañía de disfraces está vendiendo un conjunto que se basa en el robo que sufrió Kim Kardashian en París, donde fue atada y forzada a meterse a una tina de baño.

La compañía Costumeish, que generó rechazo el año pasado por su disfraz de "tampón sangriento" basado en la presentadora de Fox News Megyn Kelly, nuevamente se enfrentó a las críticas por promover el violento incidente.

La descripción del disfraz no hace referencia directa a Kardashian, y en cambio describe de forma pasiva a la persona como alguien que ha "dedicado su vida a promover la decadencia, juventud y hedonismo de Estados Unidos".

Sin embargo, la gente pudo realizar la conexión y dar a conocer sus opiniones. De un total de 63 reseñas en el sitio, el disfraz tenía una puntuación promedio de 2,5 estrellas de 5 hasta este martes por la mañana.

Uno de los visitantes le dio al disfraz una estrella y escribió: "La gente que cree que esto es gracioso debería de estar avergonzada de sí misma, sin importar si te agradan u odias a las Kardashians".

Otro coincidió, diciendo: "No soy fan de Kim Kardashian, pero esto es repugnante. La situación en la que estuvo Kim no debe ser una broma para ti o para nadie".

La respuesta en redes sociales no fue muy distinta.

"Ese disfraz de Kim Kardashian 'amordazada a punta de pistola' es de hecho algo enfermo. Hay gente extremadamente retorcida allá afuera", tuiteó Olivia Barraclough.

Desde luego, hubo aquellos que creyeron que el disfraz era "hilarante y divertido" o "creativo" e inclusive "el disfraz del año".

CNN buscó comentarios de Costumeish, pero la compañía con sede en California todavía no habría sus puertas.