(CNN Español) - En octubre muchos países celebran una festividad similar, aunque no se pongan de acuerdo con el nombre. En Estados Unidos se celebra el segundo lunes de octubre, y se conoce como el Día de Cristóbal Colón. En Latinoamérica se celebra el 12 del mes y se llama el Día de la Raza, y en España, aunque se festeja en esa misma fecha, se le conoce como el Día de la Hispanidad.

Algo en lo que los países sí coinciden es en el origen polémico de la festividad. Surgió para celebrar la llegada de Cristóbal Colón a América, el descubrimiento, como se conoce, pero el hecho es que en el nuevo continente ya habían sociedades, y muchos abogan porque se recuerde esa herencia, y no la impuesta por los exploradores europeos.

Desde el Día de Cristóbal Colón en 2015 al menos 14 comunidades en los Estados Unidos han aprobado medidas para designar el segundo lunes de octubre como el Día de las Comunidades Indígenas.

Los cambios —que empezaron en ciudades como Seattle, Minneapolis y Albuquerque y que se han expandido a otros condados y distritos escolares— se basan en esfuerzos recientes para darle un enfoque diferente al día del explorador italiano.

“El Día de las Comunidades Indígenas representa un cambio de conciencia”, dice el doctor Leo Killsback, un ciudadano de la Nación Cheyenne del Norte y profesor asistente de Estudios Indígenoamericanos de la Universidad del Estado de Arizona.

“Esto reconoce que los indígenas y sus voces son importantes en las conversaciones de hoy en día”.

Mira aquí 12 mitos y verdades sobre Colón y la llegada a América:

1. Cristóbal Colón descubrió que la Tierra no era plana

El mito dice que Colón estaba acostado sobre el prado y veía que los barcos se perdían ocultándose detrás del horizonte por lo que llegó a la conclusión de que la Tierra no era plana y por eso quiso emprender su travesía.

No es verdad.

Los antiguos griegos demostraron que la Tierra era redonda 2.000 años antes de que Colón naciera. Incluso usaron la sombra de la Tierra durante un eclipse para calcular la circunferencia del planeta.

2. Cristóbal Colón era italiano

Siempre se habla del 'explorador italiano', y esto es cierto en parte, según los mapas modernos. Colón nació en Génova en 1436 (o 1456, no se sabe con certeza). Hoy día la ciudad hace parte de Italia, pero el país se fundó en 1815, casi 400 años después del nacimiento del explorador.

3. El explorador era un gran calculista y geógrafo

William Phillips, profesor de Historia en la Universidad de Minnesota y coautor de 'Los mundos de Cristóbal Colón', dice que Colón era pésimo con las matemáticas y la geografía. "No logró obtener fondos por mucho tiempo porque sus cálculos estaban mal, pensaba que la tierra cubría más del planeta de lo que en verdad cubre, y creía que Japón quedaba a unos 2.400 kilómetros de la costa de China". (Son un poco más de 1.200 kilómetros).

4. Los indígenas se sorprendieron con la llegada de Colón y su tripulación

La historia que les cuentan a los niños en la mayoría de escuelas es que a la llegada de los europeos a las costas americanas, los indígenas locales los recibieron con asombro y admiración maravillados por sus barcos, sus ropas y sus objetos.

Sí, probablemente les sorprendió, pero estaban acostumbrados a las llegadas de extranjeros de otras partes de América, según LeAnne Howe, profesora de Literatura Americana en la Universidad de Georgia. Colón no les pareció tan distinto, pues era común que otros pobladores llegaran a sus costas y de hecho se quedaran allí por temporadas.

5. América tenía sociedades primitivas antes del descubrimiento

No, aunque se suela describir los asentamientos indígenas como simples o primitivos.

Según Howe, los lugares donde habitaban habían sido construidos hace décadas o incluso siglos antes de la llegada de Colón. Eran el lugar de sociedades ricas y complejas.

6. Colón navegó los mares por su amor a la exploración

No es del todo cierto. Colón no se hizo a la mar con sus tres carabelas para descubrir nuevas tierras, afirma David M. Perry, profesor de Historia en la Universidad Dominican de Illinois. Lo cierto es que iba en búsqueda del oro asiático y terminó llevando de vuelta a Europa algodón y esclavos.

7. Colón descubrió América

Falso. El continente americano lleva el nombre de otro explorador, el italiano Américo Vespucio, a quien se le atribuyen las primeras llegadas al nuevo mundo.

8. Colón era un valiente explorador

Aunque sus intenciones no fueran tan desinteresadas, aunque esclavizó a los indígenas y reclamó los bienes y tierras que les pertenecían, no se puede desconocer que el explorador tuvo coraje, afirma Perry. Ponerse en frente de una flota de navíos y dirigirse hacia lo que muchos pensaban que era un océano enorme en el que encontraría la muerte fue algo valiente.

9. La llegada de Colón a América tuvo efectos negativos para los indígenas

Cierto. No sólo por la esclavitud, pero también porque producto de las enfermedades que trajeron los exploradores, la población de indígenas fue diezmada drásticamente por las epidemias, asegura Perry.

10. Colón siempre tuvo apoyo de la reina de España

No, ni tampoco fue una misión encargada por la monarca. Como se explicó en el punto 3, por problemas en sus cálculos Colón tuvo muchos inconvenientes a la hora de conseguir financiación para su viaje, hasta que logró convencer a la reina española.

11. Colón dijo que había llegado a un nuevo mundo 

Colón era muy terco, coinciden los profesores Howe y Phillips, por esa razón, a pesar de sus malos cálculos nunca se dio por vencido. Esa misma terquedad hizo que jamás aceptara que no había llegado a Asia.

12. Los viajes de Colón cambiaron la historia

Sí, sus travesías tienen un impacto histórico innegable pues no sólo abrieron la era de la exploración en esa parte del mundo, el comercio y la eventual colonización de América, sino que determinaron muchas cosas en el continente, desde el lenguaje y la religión hasta las costumbres y tradiciones, afirma Perry.