Nota del editor: Camilo Egaña es el conductor de Camilo. Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas del autor.

(CNN Español) - Arturo Pérez Reverte es santo de mi devoción. Tengo casi todos sus libros, y guardo como oro en polvo, sus artículos periodísticos porque muestran  a ese escritor español en estado puro. Puro y duro porque Pérez Reverte es un señor que cuando se dispara por algo o por alguien le sale una mala uva que no hay yoga ni mindfulness que la bloquee. Y eso me gusta, me resulta muy inspiracional.

Pérez Reverte suele llevar mal a los que a toda costa intentan enmendarle la plana sin razón alguna desde las redes sociales. Y da gusto ver lo qué les responde.

Yo, que jamás he podido remedar siquiera el peor párrafo de Reverte, me tomo con más calma a los rectificadores, pero no a los que creen ver detrás de cada nube, una conspiración.

Una emisión de este programa que tenía como protagonista a Franco de Vita, no se pudo emitir en vivo y ha tenido que grabarse porque el músico no consiguió llegar a tiempo al estudio de CNN Miami. Franco quedo atrapado en el tráfico de la ciudad.

Pues bien, tras el incidente, alguien ha dejado entrever que la no emisión del programa habría sido deliberada porque un programa grabado, propicia el control de las preguntas y las respuestas y de los  temas polémicos como la situación política en ciertos países.

Puede que así sea en otras televisiones, pero no en esta.

En CNN las entrevistas no se pactan, no se le paga al entrevistado y jamás se retocan. Nunca eludimos un tema por peliagudo que sea. Es la norma de la casa y eso forma parte del credo de cuantos trabajamos aquí.

Es 'eso' que a veces resulta difícil de definir lo que hace que uno se sienta orgulloso de trabajar aquí; es esa manera de contar la vida, y hasta de vivirla en los sitios más terribles, esa duda sistémica y sistemática, ese no contentarse con solo lo que dice el más poderoso...

De todo cuanto he leído tras la no emisión de la entrevista con Franco de Vita ha sido esto lo que más me ha gustado, una mujer escribe: "Me quede como la loca del puente de San Blas". No, la mujer que escribió eso no se llama Penélope.

En CNN las entrevistas no se pactan, no se le paga al entrevistado y jamás se retocan. Nunca eludimos un tema por peliagudo que sea. Es la norma de la casa y eso forma parte del credo de cuantos trabajamos aquí.

Camilo Egaña