(CNN) - Una corte de Egipto anuló este martes la sentencia a pena de muerte dictada contra el derrocado presidente Mohamed Mursi, contra el líder espiritual de los Hermanos Musulmanes, Mohammed Badie, y más de cien supuestos miembros de esa organización, informó la prensa estatal.

La Corte de Casación revocó la pena de muerte impuesta en mayo de 2015  y ordenó un nuevo juicio, en un caso que involucra una fuga masiva que ocurrió en medio del caos registrado en 2011, durante las protestas de la llamada Primavera Árabe, en Egipto.

Mursi fue acusado de colaborar con el grupo islamista palestino Hamas y el grupo chiita libanés Hezbolá para escapar de una cárcel en enero de 2011 y facilitar la huida de otros 20.000 detenidos de varias prisiones en todo Egipto. La fuga ocurrió en medio de la Primavera Árabe, que derrocó al expresidente Hosni Mubarak.

Previamente, otro tribunal lo había condenado, en junio de 2015, a cadena perpetua por cargos de espionaje junto a otros 16 líderes de los Hermanos Musulmanes.

En Egipto, la cadena perpetua equivale a 25 años de prisión.

Mursi, quien, en junio de 2012, fue el primer presidente electo democráticamente en Egipto, fue depuesto por un golpe militar respaldado con el apoyo popular, en julio de 2013.  Lo organización Hermanos Musulmanes fue prohibida por el gobierno de Egipto, luego de la caída de Mursi, y fue declarada como un grupo terrorista, acusación que la organización niega.

Mursi aún enfrenta largas penas de prisión por condenas en otros casos, pero esta era la única condena capital.