(CNN) - Cuatro personas que debían abordar el vuelo accidentado en Colombia, en el que murieron 71 personas, revelaron cómo cambios de último minuto les impidieron subirse en el avión.El vuelo Lamia 2933, que llevaba al equipo brasileño Chapecoense, cayó en la noche del lunes cerca de Medellín. Solo seis de los 77 a bordo sobrevivieron.

AUDIO: Piloto del vuelo siniestrado: "El avión está en falla eléctrica total, sin combustible"

Gelson Merisio, legislador estatal de Santa Catarina y un ferviente seguidor del club, planeó el viaje con los jugadores para verlos enfrentarse a Atlético nacional en el primer partido de la final de la Copa Sudamericana.

Merisio, de 50 años, estaba expectante por el partido, pero tuvo que cambiar los planes de viaje al final por compromisos laborales.

"Quiero ser claro, aunque estaba programado a volar con el avión, opté no volar debido a obligaciones laborales esta semana", escribió en una publicación en Facebook.

Luego, después de que fuera evidente la gravedad del accidente, rindió tributo a quienes perdieron sus vidas.

AUDIO: Un copiloto relata cómo fueron los últimos minutos del vuelo que llevaba al Chapecoense

Solo tres jugadores, Jackson Ragnar Follmann, Alan Ruschel y Helio Hermito Zampier Neto, sobrevivieron. Otras tres personas, dos tripulantes y un periodistas también sobrevivieron.

Los médicos en Medellín amputaron la pierna derecha de Follmann y ahora está en cuidados intensivos del hospital, dijo Juan David Arteaga, subsecretario de Protección Social del departamento de Antioquia.

Arteaga dice que Neto está bajo observación tras varias cirugías y que Alan Ruschel está en la unidad de cuidados intensivos.

LEE: Los jugadores que no viajaron y se salvaron de la tragedia del Chapecoense

"Dolor"

Otros de quienes originalmente iban a estar en el avión era el periodista Ivan Carlos Agnoletto, quien dijo que le cedió su puesto al colega Gelson Galliotto, quien siempre había soñado cubrir un partido grande.

"El dolor es muy grande para pensar que Dios me salvó", dijo Agnoletto a O Globo.

"Tenía programado cubrir el partido, pero mi colega tenía un gran sueño de cubrir una final internacional.

"Cuando le dije a Gelson Galiotto que iría en mi lugar, no lo podía creer: '¿En verdad? ¿Realmente voy a ir?' Era su sueño".

Agnoletto dijo que no supo del accidente hasta que su esposa empezó a recibir un bombardeo de llamadas de personas ofreciendo sus condolencias.

"Era como si estuviera muerto", agregó. "Puso la TV y vi que el avión se había chocado".

El alcalde de Chapecó, Luciano Buligon, y el presidente de la junta directiva del club, Plinio David de Nes Filho, también estaban en la lista de pasajeros pero se perdieron el vuelo por estar en una reunión en Sao Paulo.

"Solo Dios puede explicar esas cosas, y cómo yo me quedé", le dijo Buligon a O Globo.

"Es la mayor tragedia que Chapecó puede vivir. Vivimos un momento de éxtasis con nuestro club".

Con información de Karla Pequenino y Marilia Brocchetto