El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Mancera, y la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, durante una rodada en bicicleta en medio de la cumbre del C40 en la capital mexicana. (HECTOR GUERRERO/AFP/Getty Images)

(CNN Español) - Los alcaldes de Ciudad de México, Madrid y París se comprometieron a que, a partir de 2025, los coches con motor a diesel no podrán circular en dichas urbes, como parte de un acuerdo para mejorar la calidad del aire de los ciudadanos.

El acuerdo se anunció el jueves en la capital mexicana durante la Cumbre de Alcaldes del C40, una red de megaciudades decididas a enfrentar el cambio climático.

"Los grandes problemas como la contaminación atmosférica requieren grandes acciones para hacerles frente", dijo Anne Hidalgo, alcaldesa de París y nueva presidenta del C40, en un comunicado conjunto. "Por ello, pedimos a los productores de coches y autobuses que se unan a nosotros".

De acuerdo con la OMS, señala el comunicado, actualmente se producen 3 millones de muertes al año en el mundo relacionadas con la contaminación atmosférica, la mayoría en las ciudades.

"Con el desarrollo de opciones de transporte alternativas como nuestro sistema de metro y nuestro autobús de tránsito rápido y con la inversión en una infraestructura para bicicletas, trabajamos para reducir la congestión de nuestras carreteras y de nuestros pulmones", dijo el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

"Al reducir las emisiones de gas invernadero que generan nuestras ciudades, el aire que respiramos es más limpio y nuestros hijos, nuestros mayores y, en general, nuestros ciudadanos, estarán más sanos", señaló Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid.

A 10 años de su creación, el C40 representa en la actualidad a 80 ciudades de todo el mundo con más de 600 millones de habitantes. Además de Ciudad de México, las urbes latinoamericanas en el grupo son Bogotá, Buenos Aires, Caracas, Lima, Quito, Santiago de Chile, y Curitiba, Río de Janeiro, Salvador y Sao Paulo, en Brasil.