(CNN Español) - Johan Alexis Ramírez, el niño colombiano de 15 años que fue uno de los primeros en llegar al lugar del accidente del avión LaMia el 28 de noviembre, se volvió en uno de los símbolos de solidaridad en medio de la tragedia en la que murieron 71 personas, incluyendo casi toda la plantilla del club Chapecoense.

Este viernes las máximas autoridades de Brasil lo homenajearon junto a los otros colombianos que ayudaron tras el accidente y atendieron a las víctimas.

El humilde joven colaboró en el rescate, guiando "a los equipos de rescate y auxilio y se implicó en la ayuda para recuperar a los seis sobrevivientes", dijo el ministro de Defensa de Brasil, Raul Jungmann, en el acto realizado en el Palacio do Planalto de Brasilia.

Johan recibió de manos del presidente de Brasil, Michel Temer, la Orden de Rio Branco, la mayor condecoración de la diplomacia de la nación, así como una camiseta de la selección de ese país, reportó Agencia Brasil.

(Crédito: EVARISTO SA/AFP/Getty Images)

(Crédito: EVARISTO SA/AFP/Getty Images)

En el acto simbólico, Johan estuvo acompañado por el alcalde de Medellín Federico Gutiérrez.

Antes de viajar, Johan Ramírez había recibido de parte del gobernador de Antioquia y el alcalde de Medellín su pasaporte y la bandera del departamento, reportó Telemedellín.

Gutiérrez compartió en sus redes sociales momentos con el niño. "Ya estamos en Brasilia con Johan, el "Ángel" del accidente del Chapecoense. En medio de un dolor tal grande, aparecen muchos aprendizajes y símbolos positivos como él. Orgulloso de poder representar a Medellín, Antioquia y Colombia en el homenaje que quieren hacerle a la gente de nuestro país por la expresión de solidaridad demostrada. Lo hicimos por convicción. Hicimos lo correcto. Colombia 🇨🇴 y Brasil 🇧🇷 hermanos por siempre".

"La solidaridad y la compasión del pueblo colombiano nos emocionaron a todos los brasileños", dijo el canciller José Serra.

También fueron condecorados el ministro de Defensa colombiano, Luis Carlos Villegas, y el director de la Policía Nacional, Jorge Hernando Nieto.

El Chapecoense iba a Medellín a jugar el primer partido de la final de la Copa Sudamericana frente al Atlético Nacional, que tras la tragedia pidió que el título del torneo le fuera concedido al equipo brasileño, algo que fue aceptado por la Conmebol.