(CNN) - El equipo de transición del presidente electo Donald Trump ha señalado a los líderes republicanos del Congreso que su preferencia es financiar el muro fronterizo con México a través del proceso de asignaciones a más tardar en abril, de acuerdo con funcionarios republicanos en la Cámara de Representantes.

La medida rompería una promesa clave de la campaña, en la que en repetidas ocasiones Trump aseguró que iba a obligar a México a pagar la construcción del muro a lo largo de la frontera, aunque en octubre Trump sugirió por primera vez que México reembolsaría a EE.UU. el costo.

El equipo de Trump argumenta que tiene la autoridad para construir el muro mediante una ley de 2006 de la era Bush, dicen los legisladores, pero le falta el dinero para hacerlo. Funcionarios del equipo transición dijeron a los líderes republicanos de la Cámara en reuniones privadas que les gustaría pagar el muro mediante el presupuesto, dijo una fuente republicana de alto rango en la Cámara.

"No se hizo en la administración de Obama, así financiando la autorización aprobada hace una década, se podría iniciar el proceso de cumplimiento de la promesa de campaña del Sr. Trump para asegurar la frontera", dijo el republicano de Indiana Lucas Messer el jueves.

Messer admitió que se requiere una "gran cantidad de dólares, pero es una cuestión de prioridades". Se refirió a un proyecto de ley de seguridad fronteriza que el presidente de Seguridad Nacional Mike McCaul propuso el año pasado, que costó aproximadamente 10.000 millones.

"Los demócratas también pueden encontrarse en la posición de cerrar el gobierno para detener la construcción de un muro, o de una barrera, o de una valla", dijo Messer.

La Associated Press y Politico fueron los primeros en reportar las conversaciones la mañana del jueves.

Si México se niega a pagar el muro, el Partido Republicano tendría que añadir miles de millones de dólares al proyecto de presupuesto que tiene que pasar el 28 de abril para mantener el gobierno en funcionamiento. Pero al hacerlo forzará un enfrentamiento con los demócratas del Senado y potencialmente la amenaza de un cierre del gobierno.

No se han tomado decisiones, dijeron fuentes del GOP.

Los republicanos señalan que el entonces senador Barack Obama, el senador Chuck Schumer y la entonces senadora Hillary Clinton votaron a favor del proyecto de ley de 2006 y argumentan que, dado que los demócratas apoyaron ese proyecto de ley, deben apoyar los esfuerzos para financiarlo.

La idea detrás de la estrategia es que será difícil para los demócratas obstruir el presupuesto debido a los altos riesgos que involucra no aprobarlo a tiempo.

El republicano por Lousiana Steve Scalise se negó a decir si el Congreso pagaría por el muro.

"Queremos que el presidente Trump tenga todas las herramientas que necesita para construir el muro", dijo Scalise. "Estamos en conversaciones con él sobre los detalles del mismo, ya que todavía están armando su equipo. Todavía quedan unos meses antes de que haya otro proyecto de ley de presupuesto. Vamos a trabajar con él para asegurarnos que podemos lograr que se haga. Queremos construir un muro. Él quiere construir un muro".