(CNN) - La bebé Fatemeh Reshad está en recuperación después de llegar a EE.UU. justo a tiempo para un procedimiento para salvar su vida por un grave defecto del corazón.

La niña iraní de 4 meses fue ingresada este martes a un hospital de Portland, Oregon, dijeron funcionarios. Fatemeh y su familia habían quedado atrapados por la prohibición de inmigración del presidente Donald Trump, que prohibía viajar a siete países de mayoría musulmana, incluido Irán.

La bebé, que recientemente recibió el permiso para viajar a los Estados Unidos, estaba siendo sometida a pruebas diagnósticas en el Hospital Infantil Doernbecher de la Universidad Health & Science de Oregon. Y los primeros resultados fueron prometedores.

"Las pruebas de Fatemeh esta mañana han confirmado su diagnóstico y la necesidad urgente de tratamiento", dijo en un comunicado de prensa la doctora Laurie Armsby, profesora asociada de pediatría y directora interina de la división de cardiología pediátrica del hospital.

Fatemeh y su familia debían reunirse con médicos en Portland el 5 de febrero, pero la orden de Trump les impidió viajar desde Teherán, dijo el tío de Fatemeh, Samad Teghizadeh a CNN la semana pasada.

La orden impide que los ciudadanos de los siete países entren a los Estados Unidos durante 90 días, a los refugiados durante 120 días, e interrumpe indefinidamente la entrada de los refugiados de Siria.

El viernes pasado, un juez federal suspendió temporalmente la orden. Dos días después, la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito en San Francisco negó la solicitud de emergencia del gobierno de Estados Unidos para reanudar la prohibición.

El tribunal ordenó a ambas partes a presentar argumentos a favor y en contra de la prohibición antes de una decisión final.

Este martes, el Tribunal de Circuito del Nono Distrito de Apelaciones escuchó argumentos orales sobre si la prohibición de viajar es constitucional.

Un llamado de ayuda

Médicos de todo el país, y también de Canadá y Alemania, respondieron a las llamadas de ayuda, le indicó Murray a CNN.

“Ella tiene una anatomía muy complicada con un Defecto Septal Ventricular (VSD, por sus siglas en inglés) muscular”, añadió.

El VSD es un defecto cardíaco común que se presenta durante el nacimiento, debido a una conexión anormal entre los ventrículos o cámaras inferiores del corazón, según informa la Clínica Mayo.

Los médicos están esperando más detalles sobre la historia clínica de Fatemeh, pero además de tener VSD, el diagnóstico inicial indica que también sufre de otras complicaciones cardíacas incluido un defecto septal atrial, que básicamente es un “agujero” en la pared que separa las dos cámaras superiores del corazón.

Mientras tanto, la familia espera que un médico haga la cirugía gratis.

Los doctores en Teherán enviaron los resultados del ecocardiograma de Fatemeh a sus colegas en Portland, quienes revisaron el caso y sostienen que necesita ser operada con urgencia.

También proyectaron que la bebé tiene un largo camino por recorrer: se necesitarán al menos dos operaciones para reparar los agujeros en su corazón y las oportunidades de sobrevivir son mayores en Estados Unidos.

Teghizadeh, quien ha sido ciudadano estadounidense por siete años, vive con sus padres en Portland (los abuelos de Fatemeh), quien también tienen la ciudadanía.

“Este es mi hogar. Aquí vivimos. Mi trabajo y todo está en Estados Unidos”, añadió. “Créeme, si no tuviera un hermano y una hermana en Irán, no viajaría. Este es nuestro hogar”.

Teghizadeh solo quiere que la bebé de su hermana pueda obtener la atención que necesita.