(CNN) - La Casa Blanca ha seleccionado una a una a las organizaciones de noticias, más allá del grupo usual de periodistas, para asistir a una reunión de este viernes con Sean Spicer. CNN no pudo asistir, mientras que otras redes fueron permitidas.

El hecho causó alarma entre los medios y las entidades de vigilancia de la Primera Enmienda.

En una breve declaración en defensa de la medida, la portavoz de la administración, Sarah Sanders, dijo que la Casa Blanca "tenía la lista ahí para que todos estuvieran representados y recibieran información hoy".

"Como ustedes vieron durante toda la campaña, e incluso ahora, las noticias falsas no cuentan la verdad, no cuentan la verdad. Así que solo para terminar, les digo que no representan a la gente. Nunca representarán a la gente. Y vamos a hacer algo al respecto", dijo Trump el jueves en el evento conservador de CPAC en National Harbor, Maryland.

Otras organizaciones también bloqueadas incluyen el New York Times, Buzzfeed, Los Angeles Times y Politico.

Cuando los periodistas de estas organizaciones de noticias trataron de entrar en la oficina de Spicer, se les dijo que no podían asistir porque no estaban en la lista de asistentes.

La agencia AP y la revista TIME boicotearon la reunión informal debido a cómo se manejó. La Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca también está protestando.

Las organizaciones que sí lograron entrar fueron Breitbart, The Washington Times, y One America News Network.

La decisión sorprendió a periodistas veteranos de la Casa Blanca que lo describen como algo sin precedentes en la era moderna, y aumentó las tensiones en la relación ya tensa entre el gobierno de Trump y la prensa.