(CNN) - El agente VX, el gas nervioso que según la policía de Malasia mató a Kim Jong-nam —el medio hermano del líder de Corea del Norte Kim Jong-un— es una sustancia altamente tóxica que puede provocar la muerte en pocos minutos.

Considerada un arma de destrucción masiva, se encuentra prohibida por la Convención sobre Armas Químicas de 1993.

Esto es lo que sabemos de ella.

¿Qué es?

Los gases nerviosos son las sustancias tóxicas que actúan más rápido dentro de lo que se conoce de las armas químicas y, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), el VX es el más potente de esos gases, incluyendo el sarín, que fue desarrollado en Alemania en 1938 como pesticida.

Los gases nerviosos como el VX son similares químicamente a los pesticidas, aunque mucho más poderosos. El agente VX fue desarrollado en el Reino Unido en la década de 1950 como un arma química. Los expertos dicen que ha sido utilizado por Estados Unidos, Rusia, Siria e Iraq.

Es un líquido aceitoso, de color ámbar, sin olor y sin sabor. Cuando el VX está en forma de vapor es el más letal y el más rápido para matar. Como líquido, podría potencialmente ser suministrado en agua o usado para envenenar la comida de alguien.

Como todos los gases nerviosos, el VX detiene el trabajo de una enzima vital, lo que eventualmente produce fatiga y genera que la persona no pueda respirar.

El VX no solo es el agente nervioso más letal que existe, también es el que más persiste en el ambiente, se evapora muy lentamente, especialmente en condiciones frías, lo que lo convierte en una amenaza a corto y a largo plazo.

LEE: El misterio de la muerte de Kim Jong-nam: ¿está Corea del Norte detrás de su asesinato?

Kim Jong-nam fue envenenado con gas nervioso VX en el Aeropuerto Internacional de Malasia.

Kim Jong-nam fue envenenado con gas nervioso VX en el Aeropuerto Internacional de Malasia.

¿Cuáles son los síntomas?

Depende del tiempo que una persona dure expuesta a este gas nervioso, los síntomas pueden comenzar a ocurrir inmediatamente o hasta 18 horas después.

Cuando se suministra en grandes dosis puede causar convulsiones, pérdida de la conciencia, parálisis y la muerte, por un paro respiratorio.

En dosis pequeñas y no letales puede causar una amplia gama de síntomas que incluyen el aumento de la frecuencia cardiaca, visión borrosa, náuseas, diarrea, salivación, dolor y debilidad. Incluso las dosis pequeñas del gas pueden provocar confusión y somnolencia.

Hay antídotos disponibles contra la exposición al VX y son más efectivos cuando se administran inmediatamente.

¿Quién lo tiene?

El gas nervioso VX fue usado por primera vez durante la guerra entre Irán e Iraq de los años 80. Es parte de la misma familia de sustancias tóxicas a la que pertenece el gas sarín, que fue usado en 1995 en el ataque en el metro de Tokio. En ese ataque, la secta de la Verdad Suprema (Aum Shinrikyo en japonés) liberó gas nervioso sarín en los vagones del metro y mató a 12 personas, además de dejar enfermas a más de 5.000 viajeros.

Se dice que el VX es relativamente fácil de producir en un laboratorio razonablemente sofisticado.

“Cualquier país con un programa sofisticado de armas químicas puede producir VX”, dice el analista militar de CNN Rick Francona. “La fórmula ha dado vueltas por ahí desde la década de 1950 así que no es nada nuevo, solo hay que hacerlo, tener la voluntad política y la determinación de construir esa arma”.

“Evidentemente, los norcoreanos la tienen y han logrado utilizarla como un arma militar”, agrega.

Según Francona, los estadounidenses, los británicos, los rusos y los iraquíes poseen ese gas nervioso. “Estados Unidos está en el proceso de destruir sus existencias”, afirma Francona. “Estábamos preocupados por el hecho de que el VX estuviera en manos de personas inestables”.

¿Está prohibido?

120313042253-gas-mask-file-story-top

El VX está prohibido por varios tratados internacionales, incluyendo el Protocolo de Ginebra de 1925 y la Convención sobre Armas Químicas de 1993. El Protocolo de Ginebra de 1925 fue elaborado después del uso de un gas venenoso durante la Primera Guerra Mundial, y luego se extendió en la Convención de 1993, que incluyó una prohibición al desarrollo, producción, almacenamiento, retención y transferencia de armas químicas.

“Dado que el VX es mucho más tóxico que el sarín, está considerado como un arma química”, dice Corey Wallace, analista de política de seguridad para el este de Asia de la Universidad Freie de Berlín (Alemania). “No existen usos no militares para este agente”.

LEE: Investigación del asesinato de Kim Jong-nam señala a diplomático de Corea del Norte

¿Podría Corea del Norte utilizarlo ampliamente?

Corea del Norte es uno de los pocos países que no ha firmado la Convención sobre Armas Químicas, que entró en vigencia en 1997. Pero sí es parte del Protocolo de Ginebra, que prohibe el uso de agentes químicos en una guerra o conflicto.

Pyongyang ha negado enérgicamente estar detrás del asesinato de Kim Jong-nam y asegura que murió por un “ataque cardiaco”. Los medios estatales dicen que la investigación que se está llevando a cabo en Malasia ha sido políticamente influenciada por Corea del Sur.

Pero el líder de Corea del Norte Kim Jong-un es bien conocido por su volatilidad. Corea del Norte llevó a cabo dos pruebas nucleares en el 2016 -la más poderosa en septiembre- y hace unas semanas aseguró que lanzó con éxito un nuevo misil balístico de mediano alcance.

Una serie de pruebas de misiles, 340 ejecuciones reportadas y una gran cantidad de amenazas tienen al mundo preocupado sobre lo que el errático líder de la nación más aislada del mundo es capaz de hacer. Pero si Corea del Norte produce el VX, los expertos dicen que es muy difícil volverlo un arma y militarizarlo.

Cualquier transferencia en misiles de larga distancia sería inefectiva, dice Neil Wheate, experto en armas químicas de la Universidad de Sydney, porque el agente se perdería en la explosión. Lo que también ocurriría, dice, con un arma nuclear.

El gas podría ser lanzado desde un avión, afirma Wheate, pero no tiene una capacidad de largo alcance. “Nada intercontinental”, agrega.

De cualquier manera, si Corea del Norte está detrás de este asesinato, los expertos dicen que hay razones para preocuparse.

“Ante los recientes avances de la República Popular Democrática de Corea en sus capacidades nucleares y de misiles, esto envía una enorme señal a la comunidad internacional sobre su alcance militar”, dice Corey Wallace.

Wallace afirma que si Corea del Norte usó el VX para matar a Kim Jong-nam en Malasia, eso sugiere una disposición de usar esas armas en suelo extranjero. “Esto va más allá de la tradicional cuestión de la ‘disuasión’ contra enemigos extranjeros por la cual probablemente Corea del Norte esté desarrollando su programa nuclear”, dice.