(CNN) - Las autoridades de Malasia quieren hablar con un funcionario de la embajada de Corea del Norte en el país y un empleado de una aerolínea como parte de su investigación sobre el asesinato de Kim Jong-nam, el medio hermano del líder norcoreano, Kim Jong-un.

Los dos hombres que se buscan son Hyon Kwang Song, quien trabajaba en la embajada de Corea del Norte en Malasia, y Kim Uk Il, un empleado de la compañía aérea de Corea del Norte Air Koryo, dijo el inspector de la Policía de Malasia Khalid Abu Bakar en una conferencia de prensa el miércoles. Ambos siguen en Malasia, agregó.Kim Jong Nam murió el lunes pasado cuando intentaba tomar un vuelo de Kuala Lumpur a Macao.

Las autoridades de Corea del Sur creen que Kim, distanciado de su medio hermano, fue envenenado. Su muerte está siendo investigada como un asesinato.

Corea del Norte exige la liberación de tres detenidos

La embajada de Corea del Norte en Malasia llamó a la liberación de los tres sospechosos detenidos en relación con la muerte de Kim Jong-nam.

Un comunicado de la embajada repitió las anteriores acusaciones de que Malasia se inclina a favor de Corea del Sur, y dijo que la investigación es "un insulto a la soberanía de la RPDC (República Popular Democrática de Corea)".

La policía busca a tener a los tres sospechosos bajo custodia para ser interrogados más tiempo. Se trata de Ri Jong Chol, de Corea del Norte, Siti Aishah, de Indonesia, y Doan Thi Huong, de Vietnam.

Un cuarto, Muhammad Farid Bin Jalaluddin, será liberado el miércoles, dijo Bakar. Jalaluddin era el novio de Aishah.

Además de los empleados de la embajada y de la aerolíneas, las autoridades de Malasia están buscando a otros cinco sospechosos norcoreanos, cuatro de los cuales se "cree firmemente" que están de vuelta en Pyongyang.

El quinto sospechoso, identificado como Ri Ji T, se piensa que todavía está en Malasia, dijo la policía.

Bakar, dijo que las autoridades de Corea del Norte no habían cumplido con las solicitudes para entregar a los sospechosos en Pyongyang.

Malas relaciones

Las relaciones entre Malasia y Corea del Norte se han deteriorado desde que los investigadores anunciaron sus sospechas de la implicación de Corea del Norte.

Lee: El misterio de la muerte de Kim Jong-nam: ¿está Corea del Norte detrás de su asesinato?

El embajador de Pyongyang en Malasia, Kang Chol, ha acusado a los investigadores de conspirar con "fuerzas hostiles", lo que provocó una airada respuesta de sus anfitriones.

"La declaración del embajador está totalmente fuera de lugar, se considera diplomáticamente grosero de su parte", dijo el primer ministro de Malasia, Najib Razak el martes.

"Nos corresponde a nosotros saber la verdad sobre el crimen y debería ayudarnos a averiguar la verdad. Esto es más importante que hacer afirmaciones generales e infundadas, porque Malasia no es el peón de ningún país y nunca será peón de ningún país".

Un día antes, Malasia llamó a Kang y retiró a su embajador de Corea del Norte.