(CNNMoney) - Poco después de que la legendaria aerolínea Pan American Airways comenzó a volar de Nueva York a Londres, en 1959, un boleto ida y vuelta costaba lo que serían 3.800 dólares de hoy, en clase económica.

Más de medio siglo después, Pan Am ha pasado a la historia y la recién llegada aerolínea Norwegian Air Shuttle tiene una promoción especial de pasajes de ida para 10 nuevas rutas desde el noreste de Estados Unidos hasta Irlanda y Escocia, por solo 65 dólares.

Los boletos de esa promoción se vendieron en menos de un día. También son una señal de que, con las nuevas aerolíneas de bajo costo que cada vez se extienden más en  todo Estados Unidos, estamos llegando a nueva edad de oro de los viajes aéreos baratos.

Emirates Airlines es la aerolínea internacional más grande del mundo.

Emirates Airlines es la aerolínea internacional más grande del mundo.

La última vez que volar fue tan asequible, la economía estaba en caída libre. En la primera mitad del 2016, un boleto de ida y vuelta costaba, en promedio, 369 dólares, incluyendo 23 dólares de impuestos.

Ese es el promedio más bajo desde el peor momento de la crisis financiera del 2009 y 2010, según Airlines for America, que representa a casi todas las compañías aéreas de Estados Unidos.

LEE: Estas son las mejores aerolíneas del mundo para 2017, según AirlineRatings

Los analistas de aerolíneas atribuyen la disminución de los precios en Estados Unidos a la caída de los precios del petróleo y a una nueva generación de aviones. Otro factor importante: la proliferación de aerolíneas de muy bajo costo, como Spirit Airlines, Frontier Airlines y Allegiant Airlines, que están forzando a la competencia a mantener ese ritmo.

La semana pasada, American Airlines y United Airlines comenzaron a vender unos pasajes bajo una nueva tarifa económica que convierte las cosas que eran básicas en las viajes —como el acceso a un compartimento superior y la posibilidad de escoger su silla— en servicios adicionales. Y este lunes, United anunció docenas de nuevas rutas que apuntan a las aerolíneas de bajo costo.

La tarifa básica internacional de Norwegian, por ejemplo, te da una silla en el avión y un lugar en el compartimento superior. Un silla asignada cuesta 45 dólares, una maleta registrada en el counter del aeropuerto puede valer 65 dólares y un servicio completo de comida abordo está alrededor de 45 dólares.

LEE: Trucos para evitar las tarifas ocultas en tus viajes

Todavía hay una gran diferencia en los precios de los boletos aéreos, dependiendo de la ruta y de la región, pero están cayendo en todo el mundo.

Se espera que el promedio global de un viaje ida y vuelta, en el 2017, sea de 351 dólares, lo que representa una disminución del 63% desde 1995, ajustada a la inflación, según la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés). Sin embargo, esa cifra no incluye, de acuerdo con la IATA, los impuestos.

Pero mientras los viajeros tienen razones para celebrar, las aerolíneas (y sus inversionistas) pueden no estar tan felices con esta tendencia.

“Es bien conocido en nuestro negocio que bajamos los precios cada vez que tenemos oportunidad de hacerlo, sin excepción”, le dijo a CNN Tim Clark, presidente de Emirates Airlines, la aerolínea internacional más grande del mundo, en una entrevista a principios de febrero. “Hemos reducido nuestras tarifas hasta el punto de la estupidez, bajo mi punto de vista”.

Las aerolíneas de Estados Unidos están obteniendo ganancias sin precedentes y sus acciones están subiendo. Pero en el 2016 los ingresos de la industria por pasajero cayeron y a Wall Street le preocupa que eso pueda influir en las ganancias generales y el valor de las acciones.

En varias ocasiones, las aerolíneas han tratado de tranquilizar a los inversionistas asegurándoles que la actual tendencia será revertida.