(CNNMoney) – Nadie tiene mayores detalles sobre el muro que se levantará en la frontera de Estados Unidos con México, pero 300 empresas ya anunciaron que les gustaría ayudar a construirlo.

Desde la próxima semana, a las compañías se les pedirá que presenten sus propuestas para diseñar y construir prototipos de muro cerca a la frontera, según la Agencia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, adscrita al departamento de Seguridad Nacional.

Cientos de empresas ya le han indicado a la agencia su interés en el proyecto y la entidad espera adjudicar los primeros contratos en abril.

La compañías interesadas van desde grandes constructoras hasta pequeñas empresas de verjas y firmas de seguridad. Docenas de ellas registraron en sus documentos administrativos que pertenecen a hispanos.

Pero incluso estas empresas saben casi nada sobre los planes por los que estarán licitando.

“Realmente no hay nada que decir en este punto. Todo tiene especulación. Una vez tengamos los detalles, evaluaremos si es algo con lo que deberíamos seguir adelante”, explicó Terry Willis de Caddell Construction, empresa que ejecuta grandes proyectos de construcción gubernamentales alrededor de todo el mundo, incluyendo embajadas y prisiones estadounidenses.

LEE: Cemex causa controversia sobre una eventual participación en el muro de Trump

No todas las compañías son licitantes serios. Un grupo llamado #ArtThatWall (#ArteParaEseMuro) fue postulado por una mujer llamada Sarah Zapolsky, quien aseguró que quiere poner sobre la mesa la idea de que el muro no debería ser feo.

“Si Estados Unidos debe tener un muro, ¿no debería ser bonito?”, sostuvo. “¿Tiene que ser una monstruosidad o puede ser algo maravilloso? Ellos solo están pidiendo ideas, así que por qué no simplemente plantear la idea y animar a todos mis amigos artistas a hacer lo mismo”, insistió.

Durante su primera semana en el cargo, Trump firmó un decreto que puso en marcha los planes para la construcción del muro, a pesar de que es necesario contar con la aprobación del Congreso sobre el gasto antes de empezar a erigirlo.

El presidente ha dicho que el muro entero costará 10.000 millones de dólares, según un cálculo que recibió durante su campaña por parte de la Asociación Nacional de Cemento Prefabricado. Sin embargo, otras estimaciones dicen que la cifra puede ascender a 25.000 millones de dólares, de acuerdo a un informe de la organización Bernstein Research, que rastrea los costos de materiales.