(CNN) - Los demócratas de alto nivel le han pedido al secretario de Justicia Jeff Sessions que renuncie después de que surgió no reveló dos reuniones con el embajador de Rusia en Washington durante la campaña electoral de Estados Unidos.

Sessions no lo revel las reuniones con Sergey Kislyak durante sus audiencias de confirmación, cuando se le preguntó si sabía de cualquier contacto entre la campaña de Trump y el gobierno ruso. El ahora secretario de Justicia hizo campaña en nombre de Donald Trump durante 2016.

La líder demócrata de Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y la senadora Elizabeth Warren, de Massachusetts, dijeron que Sessions debería dimitir.

Pelosi dijo que las respuestas de Sessions en su audiencia de confirmación equivalían a "perjurio aparente" y dijo que no era "apto para servir como el principal funcionario de la ley de nuestro país".

Warren dijo que nunca debería haber sido confirmado en primer lugar, señalando que supervisa al FBI, que está investigando las acusaciones de que Rusia interfirió en la campaña electoral de Estados Unidos.

"Ahora Jeff Sessions es secretario de Justicia, ¿la última palabra en la investigación de la aplicación de la ley sobre los lazos entre la campaña de Trump y Rusia? Qué farsa. Esto no es normal. Esto no es una noticia falsa. Esto es una amenaza muy real y grave para la seguridad nacional de los Estados Unidos", tuiteó.

"Necesitamos un fiscal especial totalmente independiente del secretario de Justicia, necesitamos una investigación real, bipartidista y transparente del Congreso sobre Rusia", añadió.

El representante demócrata de Ohio, Tim Ryan, dijo New Day de CNN que Sessions habían engañado al Congreso. "Está bastante claro que mintió, dijo que era un sustituto y luego continuó diciendo que nunca tuvo reuniones con los funcionarios rusos, ni mucho menos con el mejor espía ruso de los Estados Unidos. ¿Por qué está mintiendo todo el mundo?"

Sergey Kislyak, el embajador ruso, es considerado por la inteligencia estadounidense como uno de los mejores espías de Rusia y reclutadores de espías en Washington, de acuerdo con funcionarios y exfuncionarios del gobierno estadounidense de alto rango.

Sessions se habría reunido con Kislyak en dos ocasiones: en julio, en el marco de la Convención Republicana, y en septiembre, en su oficina cuando era miembro del Comité de Servicios Armados del Senado.

El secretario de Justicia respondió rápidamente a los reportes la noche del miércoles, rechazando fuertemente la información.

"Nunca me reuní con ningún funcionario ruso para discutir temas de la campaña. No tengo ni idea a qué se refiere esta acusación. Es falso", dijo Sessions.