(CNN Español) - El pronunciamiento hecho este lunes por el expresidente de República Dominicana Hipólito Mejía en cuanto a su actuación en el caso de dos obras contratadas con la empresa brasileña Odebrecht y que se dieron durante su gobierno (2000-2004) y sus críticas sobre cómo se ha manejado el caso, provocaron reacciones en todos los ámbitos del país caribeño. En República Dominicana, Odebrecht entregó sobornos por 92 millones de dólares.

Julieta Tejeda, vocera de la Procuraduría General de la República (PGR), dirigida por Jean Alain Rodríguez, aseguró que la prioridad desde la República Dominicana es construir un expediente fuerte. En la medida en que la propia investigación vaya arrojando informaciones nuevas, nosotros, como lo hemos hecho hasta el momento, la daremos a conocer de manera oportuna".

Desde el oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), el diputado Luis Enríquez aseguró este martes en Café CNN que el discurso del expresidente Mejía obedecía a una campaña con fines políticos de por medio.

"Nosotros consideramos que ese discurso también se inscribe en una campaña a destiempo en su partido, el Revolucionario Moderno. Tanto él como Luis Abinader, que ya es candidato presidencial, han desatado una campaña soterrada por la nominación presidencial y por el liderazgo de ese partido", afirmó.

El gobierno del presidente Danilo Medina no ha reaccionado a las palabras de Mejía, pero el actual mandatario defendió la semana pasada la independencia de la Procuraduría, negó que su Ejecutivo tenga nada que esconder sobre Odebrecht y prometió que los implicados en los sobornos serán sometidos a la justicia sin excepciones.

En la calle, sin embargo, las personas no creen en la efectividad de la justicia. Isabel Roque, residente local, dice que "Si fuera en otro país, ya se habría resuelto, pero aquí estamos en República Dominicana, que el que tiene no puede hacer nada porque lo tapan, lo cubren. El único que paga aquí es el pobre".

Manuel Constanza, otro residente en República Dominicana, asegura que cree "que este gobierno no llega a eso, es que son el mismo gobierno. ellos se tapan uno con otro, tiene que venir otro gobierno para hacer eso".

Mejía se desmarcó este lunes de la controversia del grave escándalo de corrupción con Odebrecht. Las obras a las que hizo mención el expresidente son el Acueducto de la Línea Noroeste (provincias de Dajabón, Montecristi, Santiago Rodríguez, Valverde, Santiago, La Vega y San Juan) y la Hidroeléctrica de Pinalito (provincia de Monseñor Nouel). Formalmente nadie ha acusado al expresidente Mejía de estar involucrado en maniobra alguna de corrupción.

Acueducto de la Línea Noroeste (Foto tomada de la página de Odebrecht República Dominicana)

Hidroeléctrica de Pinalito (foto tomada de la página de Odebrecht República Dominicana)

En un mensaje emitido por varios medios televisivos dominicanos, Mejía aseguró, en cuanto a la primera obra, que esta fue contratada en octubre de 1999, durante el primer gobierno del también exmandatario Leonel Fernández (1996-2000).

"Al asumir la presidencia encontré un contrato de préstamo por un monto de 129 millones de dólares, que había sido aprobado el 7 de octubre del 1999, por el gobierno presidido por el doctor Leonel Fernández, para este importante proyecto. Decidí darle continuidad a ese proyecto porque conozco, desde hace mucho tiempo, la relevancia del agua potable para mejorar la calidad de vida de los residentes de la Línea Noroeste (...) El proyecto original fue reformulado para conseguir dos objetivos: primero, llevar agua potable a comunidades no incluidas en el diseño original, tales como Navarrete, en la provincia de Santiago; Manzanillo, en la provincia de Montecristi; y Carbonera, en la provincia de Dajabón; y la Loma del Flaco, en la provincia de Valverde, entre otras", afirmó Mejía en su intervención.

El expresidente Leonel Fernández aún no se ha pronunciado oficialmente sobre las palabras de Mejía.

En lo referente a esta obra, Mejía dijo que "se buscaba que el acueducto funcionara por gravedad, en lugar de usar bombas de impulsión" para reducir "considerablemente" los costos de operación". "Los cambios introducidos al diseño de esta obra, para alcanzar los objetivos antes mencionados, resultaron en una modificación del presupuesto original de 129 a 141 millones de dólares", agregó el dirigente político. Al término del gobierno que presidí, el Acueducto de la Línea Noroeste no estaba concluido. Correspondió al nuevo gobierno continuar esa obra".

Hipólito Mejía, expresidente de República Dominicana. (Crédito: -/AFP/GettyImages)

La obra se entregó al gobierno dominicano el 5 de enero del 2005, según la información oficial de la empresa Andrade Gutierrez.

En lo que se refiere a la Hidroeléctrica de Pinalito, Mejía aseveró que esta sí se contrató por parte de su gobierno, pero que las obras empezaron después del término de este.

"Este proyecto involucró la obtención de dos préstamos: el primer préstamo se hizo con el Banco Nacional de Desarrollo y Social de Brasil, por el monto de 101 millones 460 mil dólares. El segundo préstamo se hizo con el ABN AMRO Bank, de Holanda, por un monto de 30 millones 260 mil dólares. Es decir, que el monto aprobado para dicho proyecto fue de 131 millones 720 mil dólares", dijo el exmandatario.

En otro aparte del pronunciamiento, el político asegura que "aunque para el 2004 ya se habían terminado todos los estudios y disponíamos de los recursos para iniciar la ejecución de la obra", la prudencia le "aconsejó" que en medio de una campaña presidencial era "inoportuno" iniciar una obra que "trascendía el término" de su gobierno. Por lo tanto, afirma, durante su gobierno "no se desembolsaron fondos" para la Central Hidroeléctrica de Pinalito".

Las obras de la Hidroeléctrica de Pinalito fueron entregadas por Odebrecht en agosto del 2009.

Mejía, dirigente del opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM, escisión del Partido Revolucionario Dominicano (PRD)), criticó en su mensaje lo que calificó como una falta de comunicación por parte las autoridades actuales sobre todo lo que rodea al caso Odebrecht en República Dominicana.

"A casi dos meses de que se revelaran al país los hechos que involucran a la Odebrecht, la ciudadanía no ha recibido de las autoridades una explicación convincente de los resultados de sus investigaciones sobre el mismo. Esa falta de información ha creado una duda sobre si los responsables de dichos actos recibirán las sanciones correspondientes. La decisión tomada por el juez apoderado de la validación del acuerdo del Estado dominicano y la Odebrecht (Alejandro Vargas), de declarar inadmisible dicho acuerdo, añade un nuevo elemento de incertidumbre sobre este caso".

"Quiero, para finalizar, decir con toda la firmeza que el caso demanda, que no tengo nada que ocultar sobre mi conducta como figura pública. No es la primera vez que, de manera irresponsable, se ha insinuado que he estado involucrado en actos de corrupción (...) Reto a cualquier persona que, si puede demostrar de manera cierta y veraz, que en el ejercicio de mis funciones públicas o en mis actividades privadas, tanto mi esposa, mi hermana y mis hijos, como yo, cometimos algún acto de corrupción, estaría en disposición de retirarme de la vida política y entregar mi patrimonio al Estado", añadió el político dominicano.

Luis Enríquez, diputado del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), aseguró este martes en Café CNN que el pronunciamiento del expresidente Mejía obedecía a una campaña con fines políticos de por medio.

El escándalo en la región

El pasado 21 de diciembre, el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que Odebrecht reconoció que había entregado sobornos por 788 millones de dólares en doce países a cambio de contratos en esas naciones de 2001 a 2016. El Departamento le impuso una multa a la empresa brasileña de 3.500 millones de dólares, la cual pagó.

Sólo en Brasil se pagaron 349 millones de dólares en sobornos, mientras que los pagos en los otros once países ascendieron a 439 millones, según las cifras entregadas por el Departamento de Justicia de EE.UU. El segundo país con mayores pagos fue Venezuela con 98 millones, mientras que en República Dominicana se recibieron 92.

Luego viene Panamá con 59 millones; Argentina, con 35; Ecuador, con 33,5; Perú, con 29; Guatemala, con 18; Colombia, con 11, y México, con 10,5 millones.

Obras de Odebrecht en el país

Fuente: Odebrecht República Dominicana

Ejecutadas

Ecovías de Santiago
Corredor Vial del Este
Corredor Duarte I
Corredor Duarte II: Avenida Ecológica con Avenida Charles de Gaulle
Acueducto Múltiple Hermanas Mirabal
Carretera El Río – Jarabacoa
Hidroeléctrica de Palomino
Carretera Casabito
Acueducto Samaná
Hidroeléctrica de Pinalito
Acueducto de la Línea Noroeste

En ejecución

Central Termoeléctrica Punta Catalina
Carretera Piedra Blanca Cruce de Ocoa: Tramo Ocoa – Piedra Blanca
Carretera Miches – Sabana de la Mar.

Con información de Anyi Lizardo desde Santo Domingo