(CNN) - Estados Unidos y Corea del Norte se dirigen a un "choque frontal" y ninguno está dispuesto a ceder, advirtió China.

El ministro de Exteriores chino, Li Wang, advirtió a EE.UU. en un lenguaje inusualmente franco contra el despliegue del controvertido sistema de defensa antimisiles en Corea del Sur, al que China se opuso con vehemencia.

Pero también tuvo palabras fuertes para Corea del Norte, diciendo que Pyongyang debe suspender su programa de armas nucleares.

"Las dos partes son como dos trenes acelerando uno hacia uno el otro", dijo Wang. "La pregunta es ¿están los dos lados realmente preparados para un choque frontal?"

La severa advertencia de Wang se produjo en medio de las crecientes tensiones en la región después de que Corea del Norte lanzó cuatro misiles balísticos, y EE.UU. comenzó el despliegue de partes del sistema antimisiles conocido como THAAD en Corea del Sur.

ESPECIAL | COREA DEL NORTE

Un informe de la agencia de noticias Xinhua dijo que el despliegue del THAAD podría dar inicio a una "carrera armamentística" en la región. "Más escudos de misiles de un lado traerá inevitablemente más misiles nucleares de la parte contraria que puedan romper el escudo  antimisiles", se lee en el artículo, lo que sugiere que China podría acelerar su programa nuclear.

Wang pidió a EE.UU. y Corea del Sur aliviar las tensiones en la región mediante la suspensión de los ejercicios militares conjuntos anuales a cambio de que Pyongyang a cambio de detener su programa nuclear.

"Las armas nucleares no traerán seguridad", dijo Wang. "El uso de la fuerza no es la solución. Las conversaciones se merecen otra oportunidad y la paz está todavía a nuestro alcance".

Sugirió que el papel de China era actuar como señal de alerta temprana para evitar una colisión potencialmente catastrófica en la península de Corea.

"La prioridad (de China) es ahora hacer parpadear la luz roja y aplicar los frenos en ambos trenes" dijo.

China, molesto por el sistema antimisiles

La rueda de prensa de Wang se produjo un día después de que el Ejército de Estados Unidos reveló que componentes del sistema de defensa antimisiles había llegado a Corea del Sur.

Las imágenes difundidas por Estados Unidos mostraron las primeras piezas del sistema en la base aérea de Osan, en Corea del Sur, la noche del lunes.

El sistema de defensa antimisiles está destinado a contrarrestar la agresión de Corea del Norte, según el ejército estadounidense, pero China se opone firmemente a su despliegue.

Beijing cree que el sistema de misiles podría ser utilizado para espiar sus actividades, en lugar de monitorear los misiles de Corea del Norte, dijo Mark Tokola del Instituto Económico Coreano.

El miércoles, Wang dijo que Corea del Sur debe "cesar" el despliegue, el cual describió como un debilitamiento de la seguridad china.