(CNN) – Si alguna vez dudaste sobre la importancia de la humilde coma de enumeración, o coma Oxford en inglés, deja que esta quisquillosa disputa laboral en Maine, Estados Unidos, te ponga los puntos claros.

Un grupo de conductores de productos lácteos argumentaron que merecían el pago de horas extra por ciertas tareas que habían cumplido. La compañía, por su parte, se negaba a reconocer estos hechos. Y, una corte de apelación les dio la razón a los trabajadores asegurando que las directrices para estos casos eran muy ambiguas precisamente por –lo adivinaste– la falta de una coma de enumeración, que en inglés puede hacer la diferencia.

Esto es lo que dice la ley frente las actividades en las que no se reconoce el pago de horas extra. Y pon mucha atención a la primera frase.

La actividad de enlatado, procesamiento, conservación, congelamiento, secado, comercialización, almacenamiento, embalaje para el envío o distribución de:

(1) Productos agrícolas;

(2) Carne y productos de la pesca; y

(3) Alimentos perecederos.

En inglés sería así: The canning, processing, preserving, freezing, drying, marketing, storing, packing for shipment or distribution of. Y en este idioma, a falta de la coma antes del “or” queda la duda de si el embalaje para el envío es por sí misma una actividad o si solo aplica con todo el resto de cláusula, incluyendo también a la distribución de productos agrícolas, carne y los que le siguen.

¿Lo notas? Todo esto podría resolverse si existiera una coma de enumeración que separara claramente “embalaje para envío” y “distribución” como actividades diferentes. Esto, de nuevo, en el caso del inglés. De acuerdo a los documentos del tribunal, los conductores distribuyen alimentos perecederos, pero no hacen el embalaje.

Sí. Este es el argumento real que plantearon y ganaron de verdad.

“Específicamente, si esa (lista de excepciones) hubiera usado una coma de enumeración para marcar la última actividad que incluye, entonces la excepción abarcaría claramente un trabajo que los conductores realizan”, escribió el juez.

Pero como no es así y como el magistrado observó que las leyes laborales cuando son ambiguas deben favorecer a los trabajadores, el caso fue resuelto caso.

“A falta de una coma, tenemos este caso”, escribió el juez.

La ironía dramática en esta decisión es que hay guías reales de cómo los legisladores de Maine redactaron sus documentos. ¡Y NO incluyen comas de enumeración! ¡La Humanidad!

Para ser justos, también hay una pauta de cómo evitar un lenguaje ambiguo que, por decir algo, terminaría ayudando a un grupo impresionantemente pedante de conductores a obtener lo que se les debe.

(Para todos los puristas de la coma que están ahí afuera, adelante, alardeen. Les haremos saber que CNN en inglés se adhiere al Estilo AP, que no incluye esta marca).

¿Qué es una coma Oxford?

También conocida como una coma de enumeración, la Oxford es la coma que está entre el penúltimo y último elemento de una lista escrita.

Este es el ejemplo en inglés para entenderlo:

We invited the strippers, JFK, and Stalin (Invitamos a los strippers, JFK, y Stalin)

La coma entre JFK y Stalin es la coma Oxford.

Quienes insisten en usarla aseguran que ayuda a eliminar la ambigüedad. Por ejemplo, sin la coma de arriba, ¿significaría que JFK y Stalin eran los strippers?