(CNN) - La comunidad de inteligencia de Estados Unidos y el Departamento de Defensa prevén que Corea del Norte emprenderá pronto una nueva ronda de pruebas de misiles y de su programa nuclear, según varios funcionarios estadounidenses.

Los funcionarios están siguiendo de cerca los programas del régimen y cada vez hay más indicadores de inteligencia de la preocupante actividad dentro de Corea del Norte. La fuente principal de la inteligencia de EE.UU. son los satélites espías que vigilan al régimen desde arriba, por lo que hay poca capacidad para comprender plenamente las decisiones del líder Kim Jong-un.

Al mismo tiempo, dijeron estos funcionarios, Corea del Norte está tomando nuevas medidas para disimular sus actividades, sabiendo que hay satélites vigilando. Hay información de inteligencia que indica que el régimen está moviendo equipo a áreas no usadas antes, creyendo que EE.UU. no puede realizar un seguimiento en esas zonas. El régimen también hace movimientos de vehículos, equipo y personal sin ningún fin, simplemente para confundir a EE.UU., según las autoridades.

En un reconocimiento público inusualmente detallado de lo que puede venir, el general Joseph Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, emitió un comunicado después de hablar con su homólogo de Corea del Sur, el general Sun Jin Lee.

Dunford dijo que los dos "evaluaron los cambios en la amenaza nuclear y de misiles de Corea del Norte", y llegó a decir que los dos "discutieron las opciones de respuesta".

En su declaración, Dunford también dijo que ambos "reconocieron la posibilidad de que Corea del Norte lleve a cabo actos de provocación" durante los ejercicios militares conjuntos de Corea del Sur Estados Unidos en curso o durante las próximas celebraciones en Corea del Norte.

Los indicadores más recientes, dijeron funcionarios estadounidenses a CNN, establecen que Corea del Norte ha trasladado equipo asociado con el lanzamiento de un misil balístico intercontinental (ICBM).

EE.UU. no cree que un ICBM de Corea del Norte pueda alcanzar actualmente a EE.UU., pero cualquier lanzamiento de un misil con ese rango potencial sería muy provocativo, dijo un funcionario.

Al mismo tiempo, hay movimientos en otras áreas asociadas con el lanzamiento de misiles de alcance medio. El régimen recientemente lanzó uno de esos misiles.

También hay pruebas de que Corea del Norte podría estar preparando otra prueba nuclear subterránea.

Los satélites de Estados Unidos han visto un sitio de pruebas durante varias semanas y nuevas excavaciones y actividad en entradas de túneles. El sitio web 38 North publicó recientemente imágenes de satélite que muestran actividad continua en el sitio de pruebas nucleares Punggye-ri, e indican que el área está lista para una prueba subterránea tan pronto como uno sea ordenada por Kim.

Todo esto ocurre mientras el gobierno de Trump está analizando si hay opciones para negociar con Corea del Norte, una situación que las administraciones de Trump y Obama estuvieron de acuerdo en que es extremadamente difícil de manejar.