(CNN) - El exasesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, está dispuesto a declarar ante los investigadores federales y del Congreso en la pesquisa sobre la intromisión rusa en las elecciones estadounidenses, pero sólo si se le concede inmunidad, dijo el jueves su abogado.

"El general Flynn tiene ciertamente una historia que contar, y él quiere contarla, si las circunstancias lo permiten... Ninguna persona razonable, que tiene el beneficio del asesoramiento de un abogado, se sometería a las preguntas formuladas en un ambiente tan altamente politizado, de cacería de brujas, sin garantías contra la persecución injusta", dijo Robert Kelner, el abogado de Flynn, en un comunicado la noche del jueves.

The Wall Street Journal informó por primera vez el jueves que Flynn estaba en conversaciones para tratar de conseguir una promesa de inmunidad, pero que nadie había aceptado sus términos.

Sin embargo, asesores de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes dijeron que no han recibido ninguna solicitud de Flynn todavía. Un portavoz de la Comisión de Inteligencia del Senado se negó a hacer comentarios la noche del jueves.

Flynn fue obligado a renunciar a su cargo como uno de los asesores más cercanos a Trump después de que se supo que había engañado al vicepresidente Mike Pence sobre sus comunicaciones con el embajador de Rusia en EE.UU., Sergey Kislyak.

Tres excolaboradores de Trump, que están en el centro de la investigación federal sobre la interferencia rusa en las elecciones de noviembre, ya se han presentado y dijeron que iban a declarar libremente, sin la promesa de inmunidad. El expresidente de la campaña, Paul Manafort; el exasesor Roger Stone y el exasesor de Política Exterior, Carter Page, dijeron la semana pasada, a través de sus abogados, que estaban dispuestos a comparecer ante ambas Cámaras del Congreso.