(CNN) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó este jueves ataques militares contra Siria en represalia por un ataque con armas químicas que mató a decenas de civiles, entre ellos niños.

Dos buques de guerra estadounidenses en el Mediterráneo oriental lanzaron 59 misiles de crucero Tomahawk a una base aérea del gobierno sirio, según funcionarios estadounidenses.

Analistas militares de CNN dijeron que el Tomahawk era una buena opción para este tipo de ataque.

 

MEDITERRANEAN SEA - APRIL 7: In this handout provided by the U.S. Navy,The guided-missile destroyer USS Porter fires a Tomahawk land attack missile on April 7, 2017 in the Mediterranean Sea. The USS Porter was one of two destroyers that fired a total of 59 cruise missiles at a Syrian military airfield in retaliation for a chemical attack that killed scores of civilians this week. The attack was the first direct U.S. assault on Syria and the government of President Bashar al-Assad in the six-year war there. (Photo by Ford Williams/U.S. Navy via Getty Images)

En esta imagen de la Naval de EE.UU. se ve como el buque USS Porter dispara un misil Tomahawk en el ataque a Siria de este 7 de abril.
El USS Porter fue uno de los dos buques que dispararon un total de 59 misiles crucero a una base militar siria en retaliación por el ataque químico que dejó decenas de civiles muertos esta semana. El ataque es el primero directo de EE.UU. a Siria y al gobierno de Bashar al Assad en los 6 años de guerra allí.
(Ford Williams/U.S. Navy via Getty Images)

"Esto es para lo que se hizo el Tomahawk, que llega a niveles bajos y golpea estas instalaciones fijas sin ningún riesgo para una tripulación aérea", dijo el teniente coronel de la Fuerza Aérea estadounidense, Rick Francona.

Los Tomahawks son misiles de crucero de rango intermedio, lo que significa que tienen un alcance de unos 1.250 a 1.500 kilómetros.

Son disparados desde el mar y viajan a altura relativamente baja guiados por un avanzado sistema de navegación, lo que significa que EE.UU. podrían apuntar a la base aérea de Siria desde lejos.

"Lo importante de los Tomahawks es que no necesariamente van del punto A al punto B en línea recta, sino que tomarán una especie de ruta de circunnavegación para que no puedan ser derribados", dijo el mayor retirado del Ejército de EE.UU. James 'Spider' Marks.

Los misiles fueron utilizados por primera vez por Estados Unidos en la Operación Tormenta del Desierto y han estado en funcionamiento desde entonces. El Reino Unido también ha comprado Tomahawks de los Estados Unidos.

El Tomahawk puede equiparse con una ojiva convencional de 1.000 libras, dice la Marina.

Aunque los Tomahawks tienen la capacidad de llevar una carga nuclear, los políticos han eliminado el papel nuclear de los misiles, según el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales del Proyecto de Defensa de Misiles.

Aunque este tipo de misiles han estado en servicio durante años, las versiones más recientes han sido equipadas con mejores sistemas de comunicación, entre otras cosas.

Cada unidad costó alrededor de 569.000 dólares de 1999, de acuerdo con la Marina de los EE.UU., equivalente a alrededor de 832.000 dólares de hoy día.


 

Longitud: 5,56 metros sin propulsor, 6,25 m con propulsor

Rango: 1.250-2.500 kilómetros

Velocidad: 880 kilómetros por hora

Misión: lanzamiento desde el mar, vuela cerca del suelo para evitar radares

Usado por primera vez en 1991 durante la operación Tormenta del Desierto

Carga una ojiva convencional de explosivos de 450 kilogramos