Washington (CNN) - El Senado de Estados Unidos confirmó este viernes al juez federal de 49 años, Neil Gorsuch, como juez de la Corte Suprema de Estados Unidos. Tomará posesión el próximo lunes.

La decisión fue aprobada con 54 votos a favor y 45 en contra.

La corte ha estado operando con solo ocho jueces desde el repentino fallecimiento en febrero de 2016 del juez Antonin Scalia y ha estado en una prolongada pelea por el nominado del expresidente Barack Obama, Merrick Garland.

Este es un cargo vitalicio.

LEE: Trump designa a Neil Gorsuch para la Corte Suprema

Los senadores republicanos se negaron a considerar la nominación de Garland hasta después de la elección presidencial en noviembre y la sorpresiva victoria de Trump significó que un juez conservador debería ser el sucesor de Scalia.

La confirmación de Gorsuch esencialmente continúa con el balance ideológico que existía antes de la muerte de Scalia, con cuatro conservadores, cuatro liberales y el juez Anthony Kennedy como un voto indefinido entre los bloques. Al mismo tiempo, varios jueces están por encima de los 70 años, y los rumores acerca del retiro de Kennedy podrían darle a Trump otras oportunidades durante su presidencia de agregar piezas al bloque conservador.

¿Quién es Gorsuch?

Se convirtió en el candidato favorecido en parte debido a sus opiniones sobre la libertad religiosa, incluyendo una junto a las corporaciones que creían que el llamado mandato anticonceptivo de Obamacare violaba sus creencias religiosas.

Y en más de una ocasión se ha alineado con el fallecido juez Antonin Scalia. En las semanas posteriores a la muerte de Scalia el año pasado, Gorsuch dio una charla enfatizando que "el gran proyecto de la carrera de Scalia fue recordarnos las diferencias entre jueces y legisladores".

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, estuvo durante la votación pero no fue necesario para romper el empate en la votación.

Los demócratas consistentemente trataron de vincular a Gorsuch con Trump, sugiriendo que no sería un juez independiente al presidente que lo nominó.

“Espero que el juez Gorsuch haya escuchado nuestro debate aquí en el Senado, particularmente sobre nuestras preocupaciones sobre la tendencia de la Corte Suprema de Justicia hacia volverse cada vez más una corte pro corporativa que favorece empleados, corporaciones e intereses especiales por encima de los trabajadores estadounidenses”, dijo la líder demócrata Chuck Schumer.