(CNN) - Tres días después de que un ataque con armas químicas mató a decenas de civiles en Siria, Estados Unidos reaccionó lanzando sus primeros ataques militares directos contra el régimen sirio.

Estados Unidos lanzó este viernes 59 misiles de crucero Tomahawk desde sus buques de guerra en el Mediterráneo oriental, tomando como objetivo la base aérea siria que cree que alberga el avión que llevó a cabo el ataque. Pero no es sólo Siria la que usa el aeródromo de Shayrat. Rusia, su aliado clave, tiene fuerzas en esa misma base.

Rusia ha tenido fuerzas desplegadas en Shayrat desde finales del 2015 como parte de su actual operación en Siria, y ha usado la instalación para lanzar ataques contra ISIS en la batalla por la ciudad de Palmira.

Rusia la utiliza como una base de operaciones para helicópteros de ataque y ha invertido mucho dinero en la actualización y modernización en ella, aunque ahora se encuentra severamente dañada por el ejército estadounidense.

Jets sirios en la base.

A pesar de ser advertida del ataque de antemano, parece que Rusia no desplegó misiles tierra-aire, que son capaces de rechazar a los misiles Tomahawk estadounidenses.

La base en sí ya existe desde hace mucho tiempo y ha sido el hogar de una gran serie de aviones, incluyendo los MiG 23, MiG 25 y los jets Su 22 de la era soviética.

La base también tiene entre 45 y 50 hangares reforzados.

¿Cuánto aviso recibió Rusia?

Los rusos recibieron un "aviso muy breve" antes del ataque a la base militar, le dijo a CNN un funcionario de la defensa estadounidense. No está claro si esa notificación le permitió a las fuerzas rusas o sirias evacuar personal y equipo de la base. Seis personas murieron tras la maniobra, según Siria, pero no hay informes de bajas rusas.

¿Qué tan dañada resultó la base?

Las secuelas del ataque.

El Comando Militar General sirio dijo que los ataques causaron "un daño material extenso", y el funcionario estadounidense aseguró que la evaluación inicial es que 58 de los 59 misiles "degradaron severamente o destruyeron" sus objetivos.

El funcionario de Washington advirtió que esto es sólo la primera valoración usando radar, y que aún están por hacerse evaluaciones más sólidas con el uso de satélites y otros equipos de vigilancia. Treinta y seis de los Tomahawks fueron disparados por el buque USS Ross mientras que los 23 restantes salieron desde el USS Porter, dijo el funcionario.

Lo que sabemos sobre armas químicas en la base

Estados Unidos también cree que los ingredientes para producir el gas sarín, que pudo haber sido utilizado por el régimen sirio en el ataque de este martes en la provincia de Idlib, se están almacenando en la base aérea. El asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, H.R. McMaster, aseguró que se pusieron en marcha medidas para asegurar que los ataques no afectaran "lo que creemos es un almacenamiento de gas sarín".

El portavoz del Pentágono, capitán Jeff Davis, afirmó en una declaración que la base aérea se utilizaba para almacenar armas químicas. Dijo que según la comunidad de inteligencia estadounidense, "los aviones que salieron de Shayrat llevaron a cabo el ataque con armas químicas el 4 de abril" y que los ataques de este viernes estaban "destinados a disuadir al régimen de usar armas químicas nuevamente". Davis también declaró que las primeras indicaciones sugieren que el ataque había "dañado o destruido severamente aviones sirios e infraestructura de soporte... reduciendo la capacidad del gobierno sirio de lanzar armas químicas".

Sin embargo, el Ministerio de Defensa de Rusia dijo que sólo 23 misiles impactaron en la base aérea siria, y que la ubicación de los 36 misiles de crucero restantes aún no se conoce, según la agencia estatal RIA. "Los gobiernos estadounidenses siguen cambiando, pero sus métodos para iniciar guerras siguen siendo los mismos desde la época de Yugoslavia, Iraq y Libia", añadió el ministerio.

¿Qué dice Siria?
El presidente sirio, Bashar al Assad, dijo que Estados Unidos había llevado a cabo un "ataque injusto y descarado" contra Siria que "no muestra nada más la miopía, la estrechez de visión y ceguera ante las realidades políticas y militares".

El Comando Militar General sirio dijo que los ataques debilitarían las operaciones antiterroristas del ejército sirio. Dijeron que la operación estadounidense "hace de Estados Unidos un socio de ISIS, del Frente al Nusra y otras organizaciones terroristas que, desde el primer día de esta injusta guerra en Siria, han estado atacando las posiciones del ejército sirio y las bases militares sirias".

¿Qué dice Rusia?

El presidente ruso, Vladimir Putin, denunció los ataques, calificándolos de "agresión contra un Estado soberano en violación de las normas del derecho internacional". Según la agencia de noticias estatal rusa Sputnik, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, les aseguró a periodistas este viernes que Putin cree que el ataque fue hecho bajo un "pretexto inventado".

En una declaración, el Kremlin dijo que Siria "no tiene armas químicas", apuntando a los informes de los inspectores de la ONU, y dijo que los ataques de Estados Unidos "han golpeado seriamente las relaciones rusos-estadounidenses que ya están en mal estado".

Rusia también dijo que reforzaría y aumentaría la eficacia de su sistema de defensa aérea en Siria como resultado de los ataques. Pero el general retirado James 'Spider' Marks le dijo a CNN que el movimiento era un "mensaje político". "Rusia ya tiene defensas aéreas muy sólidas en Siria. Podrían tratar de fortalecerlas, pero ya tienen la capacidad suficiente para la tarea".

Tim Lister y Matthew Chance reportaron desde Moscú. Ryan Browne reportó desde Washington DC. James Masters escribió desde Londres. James Griffiths, Alla Eshchenko, Alex Felton y Mary Iluyushina contribuyeron con reportería.