(CNN) - En la noche de su mayor triunfo, Sergio García tenía en su mente a 'Seve' Ballesteros.

Vistiendo la codiciada chaqueta verde, el ganador del Masters 2017 levantó la vista y señaló hacia el cielo en homenaje a su fallecido mentor. "Creo que estaría orgulloso de mí", dijo García, de 37 años, a CNN Sport.

El español había terminado su espera de 18 años para ganar un torneo mayor desde que se convirtió en profesional en el día en que se hubiera cumplido el cumpleaños número 60 del cinco veces campeón, quien murió en el 2011.

¿Cómo habrían celebrado ambos esta victoria?

"Probablemente habríamos bebido un poco de vino juntos", dijo García, el tercer español en ganar en Augusta, tras el triunfo de Ballesteros para Europa en 1980 y de nuevo en 1983, y las victorias de José María Olazábal en 1994 y 1999.

"Fue especial hacerlo en lo que habría sido su cumpleaños 60, en un lugar que sé que era tan especial para él, para José María y ahora también para mí. Así que me alegro de haberlo hecho y ahora podemos disfrutarlo".

El español Sergio García celebra con el trofeo del Masters durante la ceremonia de la chaqueta verde.

El mensaje de Olazábal "me tocó el corazón"

El número 11 del mundo derrotó a su compañero de equipo en la Copa Ryder Justin Rose en una serie eliminatoria para ganar su primer premio mayor en su intento número 74. Ningún ganador del Masters ha tenido que esperar tanto tiempo.

García le dijo a los periodistas que un mensaje "especial" de Olazábal antes del torneo lo ayudó a inspirarse. "José me envió un texto el miércoles por la noche diciéndome cuánto creía en mí y lo que tenía que hacer: creer en mí mismo, estar tranquilo y no dejar que me afectara lo que había hecho en el pasado", añadió García, quien debutó en el Masters como aficionado en 1999, el año de la segunda victoria de Olazábal.

El español Sergio García celebra tras derrotar al inglés Justin Rose en el primer hoyo de la serie de eliminación.

"El mensaje de José María fue muy especial porque es mi ídolo. Él y Seve son mis dos ídolos en el golf desde que era muy, muy pequeño. "Obviamente mencionó un par de cosas que tocaron mi corazón un poco. Me dijo: "No estoy compartiendo mi casillero en Augusta en este momento, pero espero hacerlo contigo. "Es un gran hombre y hemos tenido una gran relación durante muchos, muchos años. Poder unirme a él y a 'Seve' como campeones españoles del Masters es increíble".

"Un día asombroso"

García, que compartió la repentina ventaja con Rose en la ronda final, dijo que se sintió tranquilo durante todo el día. "Esto me permitió tener pensamientos claros en mi cabeza, me permitió hacer un balance un poco más libremente y me permitió crear cosas, lo que pude hacer casi todo el día", dijo a CNN Sport.

El español, que hace cinco años dijo que no era lo suficientemente bueno para ganar un torneo grande después de quedar fuera de la contienda al término de una pobre tercera ronda en Augusta, venció a Rose con un birdie en el primer hoyo extra (el 18) en la serie extra de eliminación. Ambos jugadores habían terminado con nueve bajo el par luego de 72 hoyos.

"Fue un día increíble, fue una alegría estar ahí, jugar con Justin, hacerlo bien y estar juntos. Fue emocionante", agregó García. "Podía sentir la energía de la multitud. "Parecía que todo el mundo estaba tan ansioso por ese momento, no sólo yo y todo mi grupo, todo mi equipo, sino todo el mundo en torno a ese green. Fue como si estuvieran esperando a que sucediera", añadió.

"Una batalla maravillosa"

El español Sergio García abraza a su prometida Angela Akins después de derrotar a Justin Rose.

Antes de la victoria de este domingo, García había registrado 22 clasificaciones en los top 10 de los grandes torneos, incluyendo cuatro segundos lugares (en el Abierto en el 2007 y el 2014, y en el Campeonato de la PGA de EE.UU. en 1999 y el 2008).

Rose, campeón del Abierto de Estados Unidos del 2013 y medallista de oro olímpico, fue magnánimo en la derrota. "Fue una batalla maravillosa y si hay alguien con quien quieras perder es Sergio. Lo merece, ha tenido que sufrir mucho", le dijo Rose a los reporteros.

"Este es un torneo que voy a ganar un día. He estado en el último grupo un par de veces y tiré 14 bajo par cuando ganó Jordan (Spieth). "Me siento muy confiado aquí, este es mi torneo favorito del año. Todavía tengo muchos años para competir y siento que aún puedo ganar".

Los jugadores rinden tributo a García

Tiger Woods, cuatro veces ganador en Augusta y un hombre cuya rivalidad con García se ha calentado a menudo, tuiteó sus felicitaciones al español. El estadounidense fue uno de los muchos golfistas en rendirle homenaje en las redes sociales. El ganador cuatro de cuatro grandes torneos Rory McIlroy y el dos veces campeón del Masters Bubba Watson enviaron mensajes a García, mientras que el hijo de Ballesteros, Javier, tuiteó: "Vamos, Grande Sergio".