Londres (CNN) - Legisladores británicos le han pedido a Asma Assad, esposa del presidente sirio, Bashar al Assad, que deje de respaldar su régimen "asesino" o que, de lo contrario, su ciudadanía le puede ser despojada.

Nadhim Zahawi, miembro del gobernante Partido Conservador, le dijo a CNN que Asma, nacida en Londres y que tiene doble ciudadanía, británica y siria, "ha estado utilizando su plataforma de redes sociales en apoyo a este régimen asesino. "Su esposo claramente ha cruzado la línea en los términos de usar gas venenoso sobre su propia gente y ella tiene que tomar una decisión", aseguró Zahawi.

"Él es un monstruo"

El Reino Unido y Estados Unidos acusaron al presidente sirio de un ataque químico que impactaron la ciudad de Khan Sheikhoun, en la provincia de Idlib, el pasado 4 de abril, matando a 89 personas, incluyendo niños. Siria ha negado con vehemencia las acusaciones. El hecho motivó a Estados Unidos a lanzar ataques con misiles contra una base militar siria. Científicos británicos afirman tener pruebas de que el gas sarín o una sustancia similar se utilizó en el bombardeo.

Asma Assad tiene más de 500.000 seguidores en redes sociales.

Zahawi aseguró que al Assad "se ha convertido en un monstruo y creo que es hora de ir tras él y toda su red de propagandistas. La señora Assad, con su doble ciudadanía, es propagandista de este régimen asesino".

CNN ha contactado a un asesor del presidente al Assad para que haga un comentario al respecto y actualizará este artículo si se recibe una respuesta.

Asma Assad, de 41 años, tiene una cuenta de Instagram, donde las fotos de ella y su esposo se publican con el hashtag #WeLoveYouBashar (#TeAmamosBasshar). También publica en Facebook y la aplicación de mensajería cifrada Telegram, con más de 500.000 seguidores a través de sus canales. Recientemente ha publicado fotos de ella abrazando a niños y tomándose de la mano con una anciana residente en Aleppo, junto con palabras de alabanza hacia el régimen de su marido.

Pedido a la ministra del Interior

Zahawi dijo que la ministra del Interior, Amber Rudd, tiene el poder de quitarle la ciudadanía británica a aquellos con doble ciudadanía. Tom Brake, miembro liberal demócrata del parlamento, le ha escrito a Rudd, pidiéndole que proceda en ese sentido en el caso de Asma Assad.

"Si Asma continúa defendiendo las acciones asesinas del régimen de Bashar al Assad, la responsabilidad recaerá en el Gobierno del Reino Unido de privarla de su ciudadanía o demostrar que sus acciones no perjudican gravemente los intereses vitales del país", escribió Brake.

Una portavoz del Ministerio del Interior le dijo a CNN: "El gobierno toma su deber de proteger al público británico de forma excepcionalmente seria. No podemos discutir casos individuales, pero el Ministerio del Interior puede privar a los individuos de su ciudadanía cuando es propicio para el bien público".

Las cifras del Ministerio del Interior mostraron que 37 individuos fueron despojados de su ciudadanía entre enero del 2013 y diciembre del 2014 bajo la sección 40 de la Ley de Nacionalidad Británica de 1981.

Los motivos eran o bien porque el Secretario de Estado estaba convencido de que esto era propicio para el bien público o porque la persona había obtenido fraudulentamente la ciudadanía británica.