(CNN Español) - El caso de Aaron Hernández, exjugador de los New England Patriots, equipo de la NFL, quien se suicidó este miércoles mientras se encontraba en una celda en la prisión de Souza Baranowski, en Shirley, Massachusetts, llama la atención nuevamente sobre los casos en los que deportistas de alto nivel se han visto metidos en graves líos con la justicia.

Hernández, quien jugó con los actuales campeones del Super Bowl entre el 2010 y el 2013, cumplía una pena de cadena perpetua sin el beneficio de libertad bajo palabra por el asesinato, en el 2013, de Odin Lloyd en North Attleboro (Massachusetts). Dijo ser inocente de los hechos. 

Aaron Hernández, exjugador de los Patriots.

El jugador de fútbol americano, nacido el 6 de noviembre de 1989, en Briston (Connecticut), fue hallado inocente de otros dos cargos de asesinato en primer grado.

Mira otros casos de famosos atletas que, de una u otra manera, se han visto en problema con la justicia:

O.J. Simpson

O.J. Simpson durante una audiencia judicial en Las Vegas, en 2013. (Crédito: Julie Jacobson – Pool/Getty Images)

La leyenda de los Bills de Buffalo y los 49rs de San Francisco, de la NFL, fue acusado de matar el 12 de junio de 1994 a su exesposa Nicole Brown, y a un amigo de esta, Ronald Goldman, en Los Ángeles. El 3 de octubre de 1995, al término del juicio, fue declarado inocente de ambos asesinatos.

En 1997, la Corte Superior Civil de Santa Mónica (California) lo declaró culpable del delito de asesinato en el caso de Goldman y del agresión en el Brown. El jurado de la Corte lo obligó a pagar 8,5 millones de dólares en daños compensatorios a la familia Goldman y a la madre biológica de Ronald Goldman.

El jurado decidió en contra de Simpson en cada una de las ocho cuestiones técnicas de responsabilidad que se le pidió que considerara. Efectivamente, encontró a Simpson responsable de la muerte de su exesposa, aunque la familia Brown no buscó tal veredicto". En total, Simpson fue obligado a pagar en resarcimientos 33,5 millones de dólares, los cuales no pagó al irse a Florida.

En el 2007, el exjugador fue arrestado en Las Vegas (Nevada) tras acusársele de doce cargos, entre ellos robo a mano armada, coacción y secuestro, por los que fue sentenciado a una pena entre 9 a 33 años de cárcel. Podría salir libre en octubre de este año si es aprobado un pedido de libertad bajo palabra.

Carlos Monzón

Carlos Monzón durante un entrenamiento en Boulogne (Francia), en 1976. (Crédito: AFP/AFP/Getty Images)

El excampeón mundial de boxeo de Argentina asesinó el 14 de febrero de 1988 a su esposa, la exmodelo Alicia Muñiz, arrojándola del segundo piso al jardín de su casa luego de estrangularla, en Mar del Plata.

Fue sometido a juicio y declarado culpable, siendo condenado a once años de cárcel. Murió el 8 de enero de 1995 tras un accidente automovilístico durante un permiso para trabajar.

Michael Vick

Michael Vick antes de un juego de los Falcons de Atlanta, el 1 de enero del 2017. (Crédito: Kevin C. Cox/Getty Images)

El exmariscal de campo de los Pittsburgh Steelers  y de los Atlanta Falcons fue acusado de auspiciar peleas ilegales de perros y apuestas ilegales. Hallado culpable a pesar de declararse inocente, fue liberado de prisión en el año 2009.

Bruno Fernandes de Souza

El guardameta Bruno ha firmado un contrato de dos años con el Boa Esporte.

Exportero del Flamengo brasileño, fue arrestado en el 2010 y tres años más tarde declarado culpable de homicidio, secuestro y de esconder el cuerpo de su exnovia Eliza Samudio. Fue condenado a 22 años de cárcel.

Fernandes de Sousa, una amante y una exesposa estaban entre las nueve personas acusadas de torturar y asesinar a Samudio, quien había estado tratando de probar que había engendrado un hijo del jugador.

La exesposa de Fernandes, que también estaba en juicio, fue absuelta de la acusación de secuestrar al niño.

El cuerpo de Samudio nunca fue encontrado, pero el primo del guardameta le dijo a la corte que Samudio había estado exigiendo dinero para mantener a su hijo y que había ayudado a desmembrar su cuerpo para dárselo como alimento a los perros.

En un sorprendente giro de los acontecimientos, Bruno fue puesto en libertad en febrero del 2017 por un tecnicismo.

Oscar Pistorius

Pistorius al caminar sin sus prótesis durante el juicio.

Pistorius, un exatleta olímpico y paralímpico sudafricano, mató a su novia Reeva Steenkamp, en su casa ubicada en un exclusivo barrio de Pretoria, en las primeras horas del Día de San Valentín, en 2013, un hecho que el deportista describió como un accidente, pues dijo, la confundió con un intruso.

Pistorius fue originalmente condenado por homicidio culposo, en 2014, luego de meses de audiencias, pero en 2015 una Corte cambió el delito a asesinato, lo que llevó a la más reciente sentencia. El deportista defendió su inocencia en los hechos. 

La Fiscalía buscaba apelar la sentencia. El fiscal Gerrie Nel argumentó que esta fue “bastante indulgente” y que el Estado debe garantizar una apelación para hacerla más severa. No obstante, la apelación fue negada por  la jueza Thokozile Masipa.