(CNN) - Aaron Hernández, exjugador de fútbol americano de los Patriots de Nueva Inglaterra fue hallado no culpable de dos cargos de asesinato en primer grado en un tribunal de Boston el viernes.

Fue declarado culpable de un cargo de posesión ilegal de arma de fuego.

Hernández fue acusado en mayo de 2014 de dos cargos de asesinato en primer grado y otros cargos en relación con las muertes por disparos de Daniel de Abreu y Safiro Furtado.

Hernández fue declarado culpable de posesión ilegal de un arma de fuego el viernes.

Hernández ya había sido condenado por asesinato y sentenciado a cadena perpetua por la muerte de Odin Lloyd en junio de 2013.

Hernández también fue declarado inocente de tres cargos de agresión armada con intención de asesinar por presuntamente disparar a tres víctimas sobrevivientes; un cargo de intimidación de un testigo por presuntamente disparar un testigo de esos actos; tres cargos de agresión armada con intención de asesinar por presuntamente disparar contra tres víctimas sobrevivientes.

El jurado empezó a deliberar el viernes pasado.