(CNNMoney) - El presidente de Estados Unidos Donald Trump prometió la semana pasada que presentaría su nuevo plan de reforma tributaria este miércoles.

En realidad, es más probable que se trate de un adelanto de su plan.

Frente a la promesa de Trump, la Casa Blanca ajustó las expectativas de que un plan extenso esté listo para la fecha mencionada. El secretario de Tesoro Steven Mnuchin solo ha dicho que se revelarán "mas detalles del plan".

En todo caso, la Casa Blanca sí anunciará este miércoles algunos lineamientos sobre los que Trump iniciará las negociaciones con los legisladores del Congreso, que ya llevan meses ocupados trabajando en sus propias propuestas de reforma.

Esto es lo que hay que saber:

1. ¿Qué tan diferente puede ser?

El presidente mencionó a grandes rasgos los cambios de la reforma tributaria al menos dos veces durante su campaña. En ese entonces pidió menos impuestos para los negocios y personas y simplificación tributaria.

Trump también dijo que le gustaría rebajar las tasas de los impuestos. En una intervención reciente propuso reducir el número tipos de impuestos de individuos de 7 a 3: 12%, 25% y 33%.

También propuso reducir los impuestos más altos para los negocios a un 15%.

Este lunes, fuentes de la Casa Blanca sugirieron que podría volver a pedir ese impuesto del 15% aunque no se ha mencionado si seguirá pidiéndolo para los llamados negocios pass-through, que incluyen empresas medianas hasta grandes bufetes de abogados y socios de inversión.

2. ¿Pedirá una reforma o solo rebajas?

Los recortes de impuestos son fáciles. Una reforma tributaria integral y permanente es difícil, porque reestructuraría el código tributario e implicaría compromisos políticos fuertes para pagar cualquier recorte de impuestos que pudiera ser propuesto.

Dado que casi la mitad del año ha terminado y los progresos han sido lentos, lograr una reforma integral en 2017 es prácticamente imposible.

Así que la pregunta es si Trump simplemente propondrá recortes de impuestos, con promesas de hacer una reforma real más tarde.

Y si opta por recortes de impuestos, ¿cómo va a proponer pagar por ellos? ¿Qué compensaciones, si las hay, está dispuesto a hacer? Los expertos ya le han arrojado agua fría a las afirmaciones de Mnuchin de que el plan de impuestos de Trump será pagado por el crecimiento económico.

Si a Trump no le importa añadir sustancialmente a los déficits, eso reducirá los esfuerzos de los líderes republicanos en el Congreso para hacer los cambios permanentes debido a complicadas reglas legislativas.

La preocupación es que si los recortes de impuestos añaden mucho a la deuda del país, eso podría terminar perjudicando el crecimiento y haciendo que sea mucho más difícil poner al país en una senda fiscal sostenible.

3. ¿No aceptará Trump un ajuste en los impuestos de fronteras?

La propuesta de impuestos de los republicanos podría pagarse en gran medida con un llamado ajuste de impuestos de fronteras, que fundamentalmente altera cómo se gravan las exportaciones e importaciones.

La idea divide al mundo de los negocios; una parte está radicalmente opuesta, diciendo que esto le hará daño a los consumidores estadounidenses.

Y el presidente poco apoyo le ha dado a la idea. Sugirió que preferiría algo diferente que le imponga impuestos a las importaciones e incluso mencionó algo llamado un impuesto "recíproco" sin explicar mayores detalles.

4. ¿Se enfocará primero en reducir impuestos corporativos?

Algunos han sugerido que Trump y el Congreso hacen reformas poco a poco, y se centrarán en la reforma fiscal de las empresas en primer lugar.

Si eso es lo que Trump propone, se esperan grandes retrocesos de las entidades de paso, que conforman la mayoría de los negocios de los Estados Unidos. Si bien utilizan muchas de las mismas exenciones fiscales que las corporaciones, se gravan a través del código de impuestos individuales, donde la tasa máxima es del 39,6%.

Las pequeñas empresas se preocupan de que el Congreso reducirá sus exenciones fiscales para pagar tasas más bajas de impuestos corporativos, pero no bajará la tasa máxima.

5. ¿Qué puede esperar la clase media?

Mnuchin ha dicho repetidamente que una de las principales prioridades del plan tributario de Trump será la reducción de impuestos para la clase media.

En la campaña, Trump habló sobre grandes recortes de impuestos para todos, aunque los análisis distributivos de sus propuestas mostraron que solo el 1% se beneficiaría.

También será interesante ver si el nuevo esquema de Trump requerirá exenciones fiscales para ayudar a las familias con costos de cuidado infantil. Al final de la campaña propuso dos, pero un análisis independiente encontró que tales interrupciones, junto con otras pocas propuestas de impuestos de Trump, podrían aumentar involuntariamente los impuestos sobre millones de familias de ingresos bajos a medianos.