(Crédito: ORLANDO SIERRA/AFP/Getty Images)

(CNN Español) -  En alerta continúan las autoridades de Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Sanaa) por el bajo nivel de las dos represas que abastecen de agua potable a los pobladores de Tegucigalpa.

La disminución en los dos embalses dicen las autoridades del  Sanaa se debe a la deforestación y a las altas temperaturas que están afectando al país centroamericano aunque dicen que con la llegada de la temporada de invierno prevista para este 15 de mayo los niveles de las dos represas alcalizaran su nivel máximo de capacidad y se podrá normalizar el abastecimiento del vital líquido a la población.

En la actualidad las represas Los Laureles y La Concepción, que son las que abastecen de agua potable a Tegucigalpa tienen menos del 40 % de su capacidad de almacenamiento.

Según las mediciones las represas solo tienen agua para los próximos 20 días, dijeron a CNN dos funcionarios que operan los embalses que pidieron no ser identificados, pero este martes, en declaraciones al diario La Prensa, el gerente de Sanaa, Roberto Zablah, contradijo la versión y aseguró que entre las dos represas se suman 18,4 millones de metros cúbicos y que eso "garantiza tener el suministro hasta el mes de septiembre".

Según los datos suministrados por los dos funcionarios del Sanaa a CNN, la represa Los Laureles tiene capacidad para almacenar 10,50 millones de metros cúbicos de agua, pero actualmente solo mantiene 4,27 millones, es decir, apenas el 40,67 % del total, y está produciendo 445 litros de agua por segundo.

Por otra parte, La Concepción, que tiene la capacidad de acumular 36 millones de metros cúbicos de agua, en este momento almacena 17,77 millones de metros cúbicos, o sea, el 49,09 % del total de volumen, y está generando 1.500 litros de agua por segundo.

Esta situación ha generado que a los casi 70.000 abonados a los que la institución les proporciona el agua por medio de tuberías, se les racione el líquido por lo que hay barrios y colonias que están recibiendo agua cada 15 o 20 días.

El crecimiento demográfico en Tegucigalpa, con una población de 1,3 millones de habitantes según el Instituto Nacional de Estadística, hace que el agua de las represas sea insuficiente cada año, por lo que muchos sectores coinciden en que se necesita la construcción de otra represa para garantizar el abastecimiento de agua potable a las personas de la capital.

Nota del editor: información actualizada el viernes 5 de mayo