(Crédito: Andina/Difusión)

Nota del editor: en una versión anterior de este artículo se mencionaba de forma imprecisa que Carlos Pareja Cordero era exministro, como lo reportó de forma equivocada la agencia de noticias peruana Andina, una fuente oficial. La nota fue ajustada y actualizada el 16 de mayo.

(CNN Español) – El abogado ecuatoriano Carlos Pareja Cordero volvió a ser capturado en Perú este lunes, de acuerdo a un reporte la agencia de noticias peruana Andina: ahora deberá responder por el presunto delito de lavado de activos del que se le acusa en su país y por su supuesta participación en los hechos de corrupción que ocurrieron en la Empresa Pública de Hidrocarburos del Ecuador, Petroecuador.

Pareja Cordero fue secretario del presidente León Febres Cordero (1984 y 1988).

Un escándalo que ha sido calificado como el peor caso de corrupción en la última década pues funcionarios y exfuncionarios de la petrolera estatal habrían recibido comisiones de contratistas que fueron a parar a sus empresas y cuentas bancarias en paraísos fiscales. El saliente presidente de Ecuador, Rafael Correa, celebró la noticia a través de su cuenta de Twitter y aseguró que espera que la expulsión del investigado se ejecute lo más rápido posible.

Pareja Cordero, quien es primo de Carlos Pareja Yanuzelli (exministro de Hidrocarburos y uno de los principales condenados en el caso por cohecho el pasado 3 de abril), ya había sido detenido en Perú a finales de diciembre pasado por el servicio de Migración cuando llegó al país junto a su hijo Carlos Pareja Dassum. Sin embargo en esa ocasión, como lo reportó la agencia peruana de noticias Andina, fue dejado en libertad porque no había una orden de captura internacional. Las autoridades ecuatorianas reaccionaron inmediatamente y pidieron al país vecino la expulsión de Pareja Cordero y su hijo.

Para ese momento, el abogado Jorge Zavala Egas, quien defiende a Pareja Cordero y a su hijo, aseguró en un comunicado citado por medios locales que toda esta situación es un “escenario montado para la distracción política” frente al problema de fondo en Petroecuador. Según el defensor, el pedido de investigación fue ordenado por la fiscal del caso cuando Pareja Cordero ya estaba en Perú. También reprochó la decisión judicial, pues “los motivos que hace constar la fiscal son operaciones financieras formales que, sin describirlas ni decir entre quiénes, cuándo, dónde y su sustento económico” la Unidad de Análisis Financiero y Económico califica de “inusuales e injustificadas”. Jorge Zavala insistió en que esta situación es un “reiterado forjamiento de un falso indicio para imputar indagación por el delito de lavado de activos”.

Pero las autoridades ecuatorianas buscaban asegurarse de que los dos pudieran regresar al país a comparecer en el proceso que se les adelanta por transacciones cercanas a los 53 millones de dólares, según informó el ministro del Interior Diego Fuentes el pasado 29 de diciembre. “Se ha determinado movimientos y transacción que superan los 53 millones de dólares entre cuentas vinculadas a estas dos personas”, indicó el funcionario.

Y agregó que de ahí parte la decisión de que “se dicten órdenes de prisión en Ecuador y sobre la base de esas órdenes se ha emitido órdenes de difusión internacional”. De manera que contra Pareja Cordero pesaba una notificación roja de la Interpol para su captura inmediata y una orden de detención vigente en el Ecuador, de acuerdo a lo que informó la agencia de noticias ecuatoriana Andes con base en las declaraciones del ministro. Además de una orden de deportación, según información de la misma publicación.

Desde enero Lima incorporó a Pareja Cordero y a Pareja Dassum en el Programa de Recompensas y ofreció unos 7.500 dólares por información que permitiera lograr sus capturas.

"Jefe de la mafia petrolera de Ecuador"

El pasado 19 de enero, el secretario jurídico de la Presidencia de Ecuador, Alexis Mera lanzó fuertes acusaciones contra Carlos Pareja Cordero en una rueda de prensa y hasta lo acusó de ser “el jefe de la mafia” petrolera en el país. El funcionario informó que en la investigación del caso Petroecuador se encontraron correos electrónicos que revelarían arreglos de contratos, entre Carlos Pareja Cordero y Carlos Pareja Yanuzelli, su primo.

El secretario indicó que en uno de los mensajes se nombra a una empresa contratista de la refinería de Esmeraldas y se le entregan instrucciones a Pareja Yanuzelli para proceder en la adjudicación de contratos. “Esta es una verdadera conjura de corrupción”, sostuvo Mera quien también señaló que los prejuicios económicos de los funcionarios públicos se van a reclamar a las compañías que incurrieron en cohecho.

Pareja Yanuzelli, quien sigue prófugo, fue condenado por el delito de cohecho, junto a otras 15 personas, por el Tribunal de Garantías Penales de Pichincha, como lo informó Andes. El exfuncionario aseguró en junio de 2016, según una publicación del diario El Universo, que no tenía compañías offshore.

Aún siguen pendientes en la justicia los otros delitos que indaga la Fiscalía por el caso de Petroecuador: enriquecimiento ilícito, lavado de activos, delincuencia organizada, peculado y perjurio. El ente acusador de Ecuador lleva casi un año tras la pista de los movimientos de corrupción que ocurrieron dentro de Petroecuador. Para noviembre pasado tenía 17 procesos penales abiertos, 80 personas investigadas y 23 procesadas.